Nuestro cerebro es algo así como lo más importante de todo nuestro cuerpo. Al ser el centro de control, se encarga de que tu corazón lata sin pedirlo y que tus pulmones se llenen de aire cada pocos segundos. Te ayuda a pensar y también a sentir.

Por eso es una GRAN idea tomarse la salud de tu mente en serio.

En el blog hemos hablado mucho sobre cómo entrenar la mente mediante juegos, ejercicios y prácticas, pero no hemos tocado a penas la alimentación.

Hoy quiero que conozcas 7 alimentos esenciales para mantener tu cerebro a punto.

1. Café

Buena noticia para los cafeteros: el café, además de ser la alegría de cada mañana, contiene cafeína y antioxidantes que definitivamente son beneficiosos para tu cerebro.

Algunos de los efectos positivos de la cafeína son: mejor concentración, mayor alerta (la cafeína bloquea la adenosina, un químico que te hace sentir somnoliento), mejor humor. Además, beber café a largo plazo está asociado a un menor riesgo de enfermedades neurológicas como el Parkinson o el Alzheimer.

Así que, siéntete libre de comenzar tu día con una buena taza de café.

¿Sabías que puedes despertar tu cerebro con ejercicios de lectura?

Todo ser humano puede mejorar su comprensión… Leyendo más rápido.

Haz clic aquí para ver cómo

 

2. Nueces y frutos secos

Los frutos secos son un alimento con muchas propiedades beneficiosas. Son ricos en grasas saludables, ayudan a regular la digestión y tiene propiedades antioxidantes.

Esto es muy bueno para nuestro corazón y para prevenir problemas cardiovasculares, lo que a su vez ayuda a tener un cerebro saludable.

En 2014 se encontró que las nueces mejoran la cognición y ayudan a prevenir enfermedades neurodegenerativas. Además, comer frutos secos de forma regular a lo largo de los años también agudiza la memoria.

Algunos de los minerales y nutrientes que puedes encontrar en los frutos secos son: grasas saludables, antioxidantes, vitamina E, magnesio, potasio y fósforo.

Además, ¡son muy fáciles de incluir en la dieta en forma de picoteo!

 

3. Pescado graso

¿Sabías que alrededor de un 60% de tu cerebro está compuesto de grasa, y que la mitad de esa grasa es del tipo omega-3? Interesante, ¿verdad?

Cuando la gente habla sobre el cerebro, normalmente el pescado está bastante arriba en la lista, y la razón es esta. Algunos de estos pescados grasos de los que hablo son el salmón, la trucha o las sardinas, que también son ricos en omega-3.

Sabiendo esto, ahora seguramente te parezca mucho más importante incluir este tipo de pescados en tu dieta.

Para que tengas un poco más de información, el cerebro usa omega-3 para construir células nerviosas, y estas grasas son esenciales para el aprendizaje y la memoria. Además, viene con algunos beneficios adicionales: podrían ayudar a reducir el declive mental de la edad y mantener alejado el Alzheimer. También, no tomar suficiente omega-3 está relacionado con problemas de aprendizaje y depresión.

En general, comer pescado parece tener muchos efectos positivos, y un estudio reciente encontró que la gente que come pescado horneado o cocido de forma regular, tiene más materia gris en el cerebro, lo que es una noticia estupenda ya que a materia gris contienen la mayoría de células que regular la toma de decisiones, la memoria y las emociones.

 

4. Arándanos

Los arándanos y otro tipo de moras pueden ser muy buenas para ti ya que contienen antocianina, un compuesto de las plantas que es anti-inflamatorio y antioxidante. Estas propiedades pueden prevenir daños en tu cerebro debido al estrés, además de fortalecer la comunicación entre las células cerebrales.

Algunos estudios con animales han mostrado que comer arándanos ayuda a mejorar la memoria y previene la pérdida de memoria a corto plazo. Para que no parezcamos como Dory.

¿Cómo puedes incluirlos en tu dieta? Por ejemplo, como complemento a un yogur, en ensaladas o incluso en los cereales.

 

5. Huevos

¿Sorprendido? Los huevos no suelen tener una muy buena reputación, y es cierto que hay que comerlos con moderación, pero tienen una serie de beneficios que no podemos pasar por alto.

Los huevos contienen una serie de nutrientes que están muy relacionados con la salud mental, incluyendo vitaminas B6 y B12, folato y colina.

¿Y esas cosas qué son?

Verás, la colina es un importante micronutriente que nuestro cuerpo usa para crear acetocolina, un neurotransmisor que ayuda a regular el estado de ánimo y la memoria. Dos estudios diferentes (1, 2) han encontrado que un alto consumo de colina está altamente asociado a una mejor memoria y procesamiento mental.

Además, la mayoría de la gente no ingiere suficiente coline en su dieta, y deberíamos consumir alrededor de 425mg las mujeres y 550mg los hombres. Con una sola yema de huevo, estarías consumiendo 112mg, aproximadamente.

Pero hay más:

La vitamina B tiene diferentes roles importantes en la salud de tu cerebro. Para empezar, podría reducir el declive mental con la edad, y la deficiencia de vitaminas B — folato y B12 — están asociadas con la depresión, que produce daños severos a largo plazo en los procesos mentales.

Así que ya sabes, merece la pena que incluyas un poco más los huevos en tu dieta.

 

¿Estás listo para trabajar con tu mente?

Descubre las técnicas más sencillas para mejorar tu velocidad, comprensión y memoria. Te sorprenderá lo fácil que es.

Pincha aquí para conseguir tu guía

 

 

6. Brócoli

Sí, lo sé… No todo podían ser buenas noticias.

Aunque este alimento no tiene muchos fans y siempre es castigado severamente en las series por los niños, la realidad es que el brócoli contiene muchas propiedades beneficiosas para tu salud (en general).

Para empezar, tiene mucha vitamina K, aportando incluso más del 100% que se recomienda diariamente. Esta vitamina de la que seguro no has oído hablar mucho, es esencial para la formación de esfingolípidos, un tipo de grasa que podemos encontrar en gran volumen en las células cerebrales.

Aunque todavía no hay muchos estudios al respecto, unos pocos estudios han asociado consumir una mayor cantidad de vitamina K a una mejor memoria.

Pero además de vitamina K, el brócoli también contiene componentes antiinflamatorios y antioxidantes, que, como ya hemos mencionado antes, ayudan a proteger tu cerebro.

Si no te gusta el brócoli, hay muchas otras opciones en el mercado, pero merece la pena curiosear algunas recetas adicionales para darle un mejor sabor a este alimento.

 

7. Chocolate negro

¿Buscabas una excusa para endulzar tu día?

El chocolate negro o el cacao tienen muchos componentes que seguro que quieres conocer, como flavonoides, cafeína y antioxidantes.

Seguramente no sepas qué son los flavonoides (yo tampoco lo sabía): son un grupo de compuestos antioxidantes que se encuentran en las plantas y que se congrega en las áreas del cerebro que tienen que ver con el aprendizaje y la memoria.

Estudios apuntan a que puede incrementar la memoria enormemente y ayudar a ralentizar los problemas de la edad. Numerosos estudios apoyan esta teoría. Aquí te dejo algunos por si los quieres mirar (1, 2, 3).

En el primero participaron más de 900 personas, las cuales comían chocolate con frecuencia, y todas ellas tuvieron mejores resultados en tareas que involucraban la memoria que aquellas que no comían chocolate en absoluto.

Además, el chocolate mejora el ánimo y nos alegra el día (¡de verdad!).

 

Como todo, una buena alimentación nos mantiene sanos y a punto, pero es bueno saber que quizás estemos descuidando algunas partes muy importantes como nuestro cerebro, que es el capitán de todo el barco.

Otros alimentos que quizás puedas consultar son el té verde, cúrcuma, naranjas, pepitas de calabaza o plátanos, e incluyéndolos en tu dieta de forma salteada, ayudas en la salud de tu cerebro además de mejorar tu alerta, tu memoria y tu estado de ánimo de forma estratégica y sana.

¿Qué alimentos te aseguras de incluir en tu dieta para cuidar la salud de tu memoria? Cuéntamelo en los comentarios.