¿Has pensado alguna vez cómo influye en tu vida diaria lo que haces justo antes de acostarte? Aunque parezca algo irrelevante, tus hábitos antes de dormir condicionan significativamente tu sueño, tu estado de ánimo y tu salud física y mental.  Las personas que tienen éxito en la vida ya han descubierto la importancia de lo que hacen en ese momento del día y buscan aquellas actividades que contribuyen a mejorar su bienestar. Veamos algunas de ellas.

Leer

La actividad más recomendable antes de acostarse es leer. La lectura es un hábito al que las personas de éxito no pueden renunciar. Los líderes políticos y empresariales del mundo entero son conscientes de los beneficios de dedicar un tiempo a la lectura justo antes de ir a dormir.  Además, no necesariamente deben ser temas de lectura relacionados con su ámbito de trabajo sino que disfrutan de los libros en un sentido muy amplio. Por supuesto, mejorar las técnicas de lectura es una gran idea para disfrutar más y mejor de los libros en este momento del día.

Desconectar del trabajo.

La tecnología actual nos permite una conexión permanente con el trabajo. No es difícil caer en la tentación de revisar el correo electrónico en la cama o comprobar las últimas cifras del informe a presentar al día siguiente. Desconectar del trabajo ayuda a levantarse con la energía y los ánimos recargados para enfrentarse al nuevo día.

Hacer un listado de cosas por hacer.

La hora de acostarse es un buen momento para despejar la mente, por ejemplo anotando en una lista las cosas que nos quedan por hacer. Las personas exitosas liberan su pensamiento para poder dormir mejor.

Dedicar un tiempo a la familia.

¿A qué niño no le gusta que le lean un cuento antes de acostarse? La última hora del día es un momento perfectos para compartir experiencias con la familia y demostrarles lo importantes que son.

Hacer ejercicio.

Contrariamente a lo que se piensa, el ejercicio antes de acostarse relaja el cuerpo y la mente, algo muy efectivo para descansar mejor.  Algunas personas disfrutan de un corto paseo justo antes de acostarse.

Pensar en las cosas buenas de la vida.

Las personas que triunfan en la vida siempre piensan en positivo, ¿por qué no dedicar unos instantes a recordar las cosas buenas que han ocurrido a lo largo del día? Eso ayuda a ser más optimistas de cara al futuro y a levantarse con mayor entusiasmo.

Imaginar los éxitos que están por llegar.

La gente exitosa no se conforma con mirar hacia atrás y disfrutar con lo conseguido, siempre tiene la mirada puesta en los proyectos de futuro que tienen pensado llevar a cabo.

Si te animas a probar la primera opción, seguramente te interesará mejorar tus técnicas de lectura. En este caso, te invitamos a conocer nuestro curso para mejorar tu velocidad de lectura. En apenas 21 días conseguirás leer tus libros el doble de rápido y con resultados garantizados.