¿Te ha pasado que te sientes motivado, entusiasta o con un mayor rendimiento hacia cierta actividad o situación en particular; solo porque alguna otra persona te lo haga creer, de alguna manera, con sus acciones, gestos o palabras?

En lo que nos atañe hoy, se trata del efecto Pigmalión, y consiste básicamente en la influencia que otra persona puede ejercer sobre ti, solo por el hecho de hacer uso del poder de las creencias sobre otras personas.

A este comportamiento conocido como “El efecto Pigmalión” se le llama también “la profecía auto cumplida”.

Es importante definir que estas creencias que infunde una persona sobre otra, y que facilita el cambio de un comportamiento, acción o creencia sobre sí misma, puede influir significativamente en dicho comportamiento, tanto de forma positiva como negativa.

Por ello, si haces un autoanálisis de tu propia existencia, te puedes dar cuenta de cómo el efecto Pigmalión, ha podido influir significativamente en tu vida, con todos sus efectos asociados, tanto positivos como negativos.

La Historia mitológica de Pigmalión y Galatea

Pigmalión y GalateaPigmalión forma parte de un mito griego, y se trata de un rey que busco el amor de una mujer por mucho tiempo, pero ninguna le parecía perfecta. Hasta que un día decide convertirse en escultor, y empieza a crear esculturas femeninas, para compensar la ausencia de un amor perfecto y significativo en su vida.

Una de estas esculturas creadas por Pigmalión es Galatea. Resultó ser tan hermosa una vez esculpida, ante los ojos de Pigmalión, que quedó profundamente enamorado de ella. Tanto es así, que soñó de forma constante y profunda que cobraba vida.

De esta forma la diosa Afrodita interviene en el sueño de Pigmalión conmovida por su fuerte deseo. Hasta que, finalmente la creencia y el deseo ardiente de Pigmalión por Galatea, de verla viva se convierte en realidad.

La profecía autocumplida de Pigmalión

Alguna vez te dijeron que no eras bueno para cocinar, o para alguna tarea en particular, y finalmente dejaste de hacerlo. O quizás que lo tuyo no eran los números o las letras y entonces tomaste otro camino.

De repente te comentaron, que eras muy mayor para aprender inglés o realizar una actividad física exigente, y dejaste de intentarlo o no lo hiciste. Si es así, ya conoces lo que es la profecía autocumplida o también conocida como la profecía por cumplimiento inducido. Y se trata, esencialmente de entender que aquello que crees o sientes que pueda pasar, finalmente termina sucediendo por tu propia convicción.

Todo esto lo haces de forma inconsciente y progresiva, de modo que paulatinamente vas creando tu propia realidad, hasta verla “hecha realidad”. Estas creencias finalmente terminan autodefiniéndote como persona.

Es así como las expectativas por creencias infundidas o influenciadas en una persona sobre otra, incitan a que esta se comporte bajo esas expectativas, hasta que finalmente, terminan por convertirse en realidad.

¿Quién es el autor del efecto Pigmalión? ¿Tiene autor?

Un sociólogo de los Estados Unidos, conocido como Robert Merton (1910-2003), designó con el nombre de “Efecto Pigmalión” a esta conducta de origen psicológico. De igual forma, se encargó de formalizar tanto su estructura, así como las consecuencias de este comportamiento, a través de la profecía autorrealizada o autocumplida.

A su vez la profecía autocumplida, deriva del conocido teorema de Thomas (1928), el cual señala que “…cuando una situación es definida como real, esta situación tiene efectos reales”. Por lo que en términos generales, la reacción de las personas no se debe fundamentalmente a las situaciones como tal, sino también a la forma como percibe dichas situaciones.

Otros autores e investigadores que han estudiado, la influencia de la profecía autocumplida, en diferentes áreas, son:

Por un lado, Rosenthal y Jacobson,hicieron estudios respectivos de la profecía autocumplida en el ámbito educativo, para entender la motivación de los diferentes estudiantes en las aulas de clase.

De igual forma el sociólogo, Merton. Aplicó el concepto de la profecía autocumplida, en el área sociológica. Teoría que puede explicar de alguna forma, las crisis económicas y los prejuicios sociales.

Así lo hizo también, en el ámbito de la investigación, David C. McClelland, en donde demostró que el efecto de la profecía autocumplida, también se ve en el área de la investigación, dando a conocer que las expectativas de los investigadores pueden influir en los sujetos sometidos a un estudio en particular. Y esto pueda apoyar nuevas teorías sobre la ineficiencia científica y/o la división cada vez más grande de esta.

De la misma manera David C. McClelland, llevó el estudio al área educativa, y junto con Jacobson, demuestran los efectos de la profecía autocumplida, en el ámbito educativo.

La importancia del efecto Pigmalión en la educación

El efecto Pigmalión, puede ser aplicado efectivamente en la educación para potenciar y magnificar los resultados positivos en los estudiantes, sobre este eje e idea principal, radica su importancia.

Por ejemplo, un profesor, maestro, tutor o padre; puede condicionar las creencias, comportamientos y conductas de los alumnos o estudiantes, y afectar positivamente su rendimiento académico.

Esto lo demostró Rosenthal y Jacobson. Al someter a un test de inteligencia a un aula de estudiantes de una escuela primaria, Rosenthal y Jacobson, seleccionaron al azar a un grupo de ellos. Esta muestra, se correspondía con el 20% de los alumnos de la clase.

A este 20% que aplicaba en el test, los profesores les dijeron que por una serie de “características especiales”, tendrían un mejor rendimiento durante la prueba y el curso. Y sobre el resto de los estudiantes no dieron ningún tipo de información.

Después de ocho meses, demostraron efectivamente, que el rendimiento de estos estudiantes (el 20% seleccionado al azar) mejoró de forma considerable, en comparación con el promedio del resto de la clase.

En esta investigación, se cumple la profecía autocumplida. Se demostró que las creencias y expectativas, que los profesores asumieron después de la prueba, dieron origen a las conductas esperadas, en los estudiantes.

De la investigación se editó y publicó un libro de soporte al tutor y a cualquier interesado que puede comprarse aquí.

Por lo que, las expectativas, tanto positivas como negativas que tienen los tutores, maestros, padres o profesores, hacia los estudiantes, afectan considerablemente el nivel intelectual y la evolución de estos, de forma significativa.

La motivación de los niños

Para los procesos de aprendizaje y también para alcanzar el éxito a nivel personal, es de vital importancia la motivación en los niños. Esta Motivación la transmiten, tanto los padres como los maestros o profesores.

Para esto es necesario que exista la confianza tanto personal, como las relacionadas con sus propias capacidades.

Además de todo esto, también está la disposición de demostrar y comunicar las buenas expectativas sobre ellos, para generar emoción y por consiguiente, la motivación durante el proceso de aprendizaje y evolución personal.

Un niño motivado llega a tener una mejor actitud, hará un mayor esfuerzo y enfrentará los problemas o situaciones adversas desde diferentes perspectivas.

Algunas formas para motivar a los niños, pueden ser:

  • Ayuda a los niños a tener y a fijarse metas realistas, pero sin sabotear su autoconfianza.
  • Demuestra al niño la importancia del aprendizaje y de la escuela para motivar su evolución.
  • Mantén una actitud constantemente positiva, hacia su aprendizaje.
  • Anímalo con un lenguaje apropiado, sabiendo y dominando cómo recibe mejor los inputs el niño.
  • Ayuda a fomentar la fortaleza en los niños en el entorno, este, no es extraño ni amenazante si tu no te sientes extraño ni amenazado.
  • Maneja de forma apropiada sus expectativas en función de sus inquietudes más destacadas.

Y yendo al lenguaje popular, veamos algunas de las frases más conocidas, dichas (o eso dicen 😆) por distintos autores reconocidos. Todas ellas directamente ligadas al dictado que nos atañe.

11 Frases célebres relacionadas con el Efecto Pigmalión

  1. Todos somos genios. Pero si juzgas a un pez por su habilidad de escalar un árbol, vivirá su vida entera creyendo que es estúpido. – Albert Einstein.
  2. Para recordar quien eres. Necesitas olvidar lo que los otros te dijeron que eres.
  3. Detrás de cada niño pequeño que cree en sí mismo. Se encuentra una madre o un padre que creyeron primero. Jacobson.
  4. Trata a un ser hombre como es, y seguirá siendo como es. Trátalo como puede llegar a ser, y se convertirá en lo que puede llegar a ser. – Johan Goethe.
  5. Tanto si crees que puedes como que no, en los dos casos tienes la razón. Henry Ford.
  6. Cuando alguien cree en ti, puedes llegar a hacer aquello que no creías posible.
  7. El hombre nunca sabe de lo que es capaz, hasta que lo intenta. Charles Dickens.
  8. Lo que creemos es lo que creamos – Alex Rovira.
  9. Cada buen pensamiento que tienes, contribuye a los resultados más importantes de tu vida. GrenvilleKleiser.
  10. Los seres humanos tendemos actuar según las expectativas de los demás. Josh Kaufman.
  11. Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo. Albert Eistein.
  12. Cada cosa que pensamos, está dándole forma a nuestro futuro. Louise Hay.

 

Si te ha gustado el artículo, por favor, no olvides compartirlo, dejarme un comentario para que yo también pueda aprender de ti y darle un like como una escultura.

¡Un abrazo y hasta el próximo»

________________

Preguntas frecuentes

¿Cuál es el efecto Pigmalión?

El efecto Pigmalión consiste básicamente en la influencia que otra persona puede ejercer
sobre ti, por el hecho de demostrar una fuerte creencia en tus capacidades.

¿Qué es el efecto Pigmalión en la Educación?

Diversas investigaciones han demostrado como, aplicado efectivamente en las aulas, a través del efecto Pigmalión, los alumnos pueden verse especialmente motivados si estos perciben una auténtica sensación de apoyo en sus capacidades por parte del profesorado.

¿Qué te parece el artículo?
¡Muchas gracias por tu voto!