Si estás buscando la manera en que tu sistema de estudio o memorización de conceptos resulte más eficaz, el desarrollo de mapas mentales es una de las mejores herramientas que puedes utilizar. Antes de nada te dejo el VIDEO que resume el artículo, espero que te guste.


Siempre es mucho más fácil para el cerebro humano retener aquello que comprende. Por eso utilizar técnicas como la creación de los mapas mentales son una excelente manera de ayudarte a recordar ideas, conceptos, detalles y su interrelación de una manera rápida y fácil.

Acompáñanos en este artículo y te explicaremos todo lo necesario para saber cómo crear un mapa mental. Eleva tu método de aprendizaje a la máxima potencia con la creación de mapas mentales.

¿Qué son los mapas mentales?

De una manera muy resumida, podemos decir que un mapa mental o mind map es una simple representación gráfica de una idea o concepto. Sin embargo, esta simple representación tiene un gran potencial cognitivo.

Vamos a explicar mejor qué es un mapa mental, y después veremos detalladamente sus características, para qué sirve y cuáles son las ventajas de utilizarlo.

Los mapas mentales son gráficos que de manera esquemática representan un concepto central y su correlación jerárquica con otras ideas complementarias.

Esta manera organizada de asociar ideas se representa mediante palabras clave, imágenes, dibujos o colores que relacionan los distintos elementos partiendo de una idea principal.

También podemos decir que un mapa mental es un diagrama que de una forma visual ayuda a simplificar el aprendizaje de una asociación de ideas. Y lo mejor para terminar de entender qué son los mapas mentales es ver un ejemplo:

mapa mental 1

 

Utilizar este método junto con al el sistema habitual de tomar de notas, es como utilizar una especie de “ojo de pájaro” que centra la atención en los conceptos principales de un tema o idea.

En esencia son burbujas unidas entre si. Se relacionan entre ellas y crean subtemas que se organizan y anidan. Son habituales y bastante fáciles de hacer. Se ven a menudo en los libros de negocios y ciencias. Piensa en mapas mentales como diagramas de flujo relacionales y detallados.

La mente (el cerebro) reconoce patrones que atraen a la memoria de corto plazo:

Oler a polvorones y turrón nos evoca la navidad con los reyes magos, las galletas recién hechas a nuestra madre o abuela.

Cada burbuja de pensamiento en un mapa mental constituye una idea que a su vez conduce a la activa y otras ideas relacionadas con ella.

Cada esfera que pensamos para un mapa metal crea una idea principal que puede derivar en otras ideas relacionadas.

Principales características de los mapas mentales

  • El concepto principal del mapa mental se representa en el centro, habitualmente con una imagen.
  • Las ideas secundarias asociadas al concepto principal se estructuran alrededor de la idea central, habitualmente en una forma radial.
  • Cada idea secundaria forma una ramificación que utiliza diferentes colores para destacar visualmente cada concepto.
  • La utilización de imágenes y dibujos son la clave del proceso para remarcar estas ideas.
  • Los conceptos que se encuentran más lejos de la idea central tienen menos importancia dentro del mapa mental.

 

¿Quién inventó el mapa mental o Mind map?

El escritor británico Tony Buzan https://www.buzanworld.com/ es el principal impulsor de los mapas mentales a nivel mundial. De hecho, se afirma en su página web que ha registrado en muchos países el término «Mind Maps».

Este consultor educativo también comercializó su propio programa informático para la creación de mind maps llamado iMindMap http://www.imindmap.com/ en 2006.

Tony Buzan escribió muchos libros relacionados con la memoria, la lectura rápida, la creatividad, el cerebro… pero su popularidad es debida principalmente a su libro «Use your head» de 1974, donde promueve el uso de la nemotecnia y también los mapas mentales.

Para qué sirven los mapas mentales

La creación de un mapa mental es un sistema realmente eficaz de aprendizaje para ayudar a recordar información.

Los mapas mentales ayudan a clasificar la información visualmente. Son como anotaciones gráficas que contribuyen a transmitir mejor la conexión de ideas, favoreciendo el aprendizaje y transmisión de pensamientos.

Pero además de ayudar al aprendizaje y retención del concepto representado, ayuda a motivar la creatividad y facilita el inicio del proceso de estudio.

Por último, el empleo de mapas mentales tiene muchos usos en el ámbito pedagógico y empresarial, pero también tienen otras aplicaciones en el ámbito familiar y personal. Podemos utilizarlos para tomar notas, realizar resúmenes, sesiones de lluvia de ideas (brainstorming), procesos de nemotecnia…

¿Por qué usar mapas mentales?

Crear mapas mentales nos puede ayudar de diversas maneras. Veamos en forma de lista en qué nos ayuda utilizar la recopilación de datos en los mapas mentales:

  • Nos permite organizar las ideas y conceptos de una manera fácil y sencilla.
  • Favorece la memorización natural de información más o menos compleja con unos pocos gráficos.
  • Facilita el aprendizaje de temas difíciles de entender.
  • Ayuda a trabajar y mejorar la memoria.
  • Clarifican visualmente de forma rápida lo que de forma escrita necesitaría mucho más tiempo.
  • Facilita el estudio, organización, creación y recuerdo de datos fundamentales.
  • Resulta muy útil en presentaciones escolares y también laborales.

¿Cómo elaborar mapas mentales?

El mapa mental se desarrolla en torno a una palabra clave, concepto o idea que se ubica en el centro. Es común utilizar una estructura radial, pero no es imprescindible. El tema principal y la creatividad determinarán la mejor estructura para cada mapa mental.

A la hora de crear mapas mentales, podemos utilizar palabras clave, dibujos, símbolos, abreviaturas, signos… o cualquier cosa que nos ayude a organizar y asociar los conceptos. De manera habitual se utilizan líneas para reflejar la conexión de los conceptos o ideas.

Vamos ver cómo crear un mapa mental en tres sencillos pasos:

  1. Escribe un concepto central: en un papel en blanco sitúa la idea principal en el centro, ya que esto nos permite añadir conceptos relacionados alrededor. Siempre te resultará más sencillo de recordar si el concepto clave lo asocias con una imagen o dibujo.
  2. Apunta ideas asociadas alrededor del concepto principal: en esta fase podemos hacer uso de la imaginación y dar rienda suelta a nuestra creatividad. Eso sí, coloca las ideas en un orden jerárquico en torno a la palabra clave, pero hazlo como más te guste.
  3. Asociamos todos los conceptos con líneas: en este último paso tenemos la clave del proceso al poner en orden visual la jerarquía de las ideas, permitiendo que fácilmente memoricemos el tema tratado.

Además, Tony Buzan propone las siguientes pautas para la elaboración de mapas mentales:

  • Utiliza símbolos, imágenes, códigos y proporciones en el mapa mental.
  • Elige las ideas clave y destácalas utilizando letras mayúsculas.
  • Cada idea o concepto debe asentarse sobre su propia línea.
  • Todas las líneas deben partir del concepto central, y deben tornarse más finas a medida que se alejan del centro.
  • Las líneas deben tener la misma longitud que la palabra que respaldan.
  • Utiliza diversos colores para fomentar la estimulación visual y ayudar a la agrupación de ideas.
  • Procura crear tu propio estilo a la hora de hacer tus mapas mentales.
  • Señala las asociaciones entre los conceptos y utiliza el énfasis.
  • Procura crear un mapa mental claro y organizado utilizando la jerarquía radial.

 

Otras recomendaciones para crear mapas mentales:

Evita en la medida de lo posible el uso de frases. Siempre que puedas, lo más recomendable es utilizar elementos visuales como imágenes, iconos, dibujos, gráficos… o en su defecto palabras clave.

Si es necesario jerarquizar las ideas secundarias asociadas al concepto principal, se pueden representar siguiendo el sentido de las agujas del reloj para proporcionar un orden lógico.

Procura cuidar el atractivo visual. Es decir, aunque la creatividad es un factor importante dentro de los mapas mentales, intenta mantener el equilibrio y la armonía en la composición. Un mapa saturado no favorecerá el aprendizaje y comprensión del tema.

Ten presente a la hora de desarrollar tu mapa mental que cualquier persona debería entender de manera fácil el contenido. Por eso, debes disponer de la forma más clara posible la asociación entre conceptos.

Qué hacer para implementar mapas mentales mientras lees

  1. Una pausa pequeña. Lee algunos párrafos y recuerda palabras e ideas clave para ponerlas en tu panel mental.
  2. Vincula las ideas similares. En tu avance, ve creando intuitivamente globos y vínculos entre ellos. Grabar las mejores ideas y  vincularlas refuerza aún más las relaciones entre sí y al mismo tiempo, refuerza los puntos en tu mente.
  3. Continua añadiendo éste al mapa mental. Al final del artículo, habrás creado una visión más detallada de todos tus conceptos e ideas clave. Esto puede servir de referencia útil para la futura consulta del material de estudio, trabajo, presentaciones, etc.

 

Desde esta simple tarea de mapa esquemático, podrás clarificar los conceptos principales de cualquier temática. Lo recordarás más fácil y mejor y obtendrás rápidamente un conocimiento más profundo de lo que lees.

Los mapas mentales son una buena herramienta y te ayudan a comprender y memorizar mejor la lectura. Recomendamos crear un mapa mental para cada libro que lees y así, poco a poco, vas creando un archivo de referencia rápida con todos los libros que has leído.

Lo suyo es implementar un mapa por cada trabajo, estrategia o libro que leas, de esta manera, además de afianzar tus conocimientos generales, creas un archivo súper personal de todo lo estudiado.

Vivimos en la era de la información y lo que hoy en día decide entre el éxito y el fracaso es tener o no tener la información relevante en cada situación. Tu archivo de mapas mentales de todos tus libros te dará una gran ventaja en este sentido.

Por otro lado, una de las claves para alcanzar el éxito hoy en día es leer y aprender más información en menos tiempo. Desde Lectura Ágil podemos ayudarte con esto:

Ahora puedes hacer nuestro test de velocidad para determinar tu actual velocidad de lectura y comprensión. Después de hacer el test puedes ver un vídeo gratuito que te explica en más detalle qué son las técnicas de lectura ágil y cómo funcionan.

 

¿Dónde hacer mapas mentales?

Los mapas mentales se pueden hacer casi en cualquier lugar. Se pueden hacer en trozos de papel, cuadernos de notas, o con un software online.

mapas-mentales

Vamos a ver a continuación las mejores aplicaciones  para realizar tus mapas mentales.

 

Las mejores plataformas online para crear mapas mentales

En la actualidad, no es difícil encontrar aplicaciones que te ayudan a crear tus mapas mentales. Hay herramientas online, offline, gratuitas, con licencias freemium, descargables…

Vamos a dar un pequeño repaso a las principales apps para hacer mapas mentales de la manera más rápida y sencilla.

https://www.mindmeister.com/es

Esta reconocida herramienta online solo pide registrarse para comenzar a crear tus propios mapas mentales. Tiene un interfaz sencilla y permite la elaboración de mapas mentales de manera colaborativa, con chat integrado.

De manera gratuita permite realizar tan solo 3 mapas mentales y no se pueden exportar, pero la versión Premium ofrece interesantes funcionalidades adicionales. Por ejemplo, se pueden transformar los mapas mentales en presentaciones, lo que es ideal para proyectos tanto laborales como académicos.

MindMeister es una solución online accesible desde cualquier pc. Pero también existe la posibilidad de descargar la aplicación en tu dispositivo portátil para utilizarlo donde quieras.

https://www.goconqr.com/

Esta fantástica solución online es muy fácil de utilizar, con un plan gratuito que solo pide el registro. Permite la opción de imprimir o descargar los mapas mentales en el formato PNG, y también facilita el poder compartirlos.

GoConqr te ofrece de manera gratuita 50 mb para almacenar tus creaciones en la nube, y permite la opción de adjuntar elementos como imágenes, notas o enlaces.

http://mindmapfree.com/

En MindMapFree tenemos otro servicio gratis para la creación de nuestros mapas mentales de forma muy sencilla. Es muy intuitivo y además proporciona directrices de cómo utilizar el software a medida que se va creando el mapa mental.

Las funciones elementales que ofrece esta herramienta son ideales para los proyectos personales que no requieren demasiadas complicaciones.

https://coggle.it/

Otra herramienta muy sencilla de usar, permitiendo desarrollar mapas mentales junto con otros colaboradores en tiempo real, además de una fantástica comunicación gracias a su chat integrado.

Esta solución online está asociada a Google, por lo que solo es necesario tener una cuenta en Gmail para poder utilizarla. Al igual que otras herramientas parecidas, permite utilizar colores, imágenes, enlaces y diferentes formatos de líneas

http://www.wisemapping.com/

Esta aplicación totalmente gratis permite desarrollar tu mapa mental de manera sencilla una vez te has registrado. Tiene una interfaz y diseño sencillo, y ofrece la posibilidad de exportar los mapas creados en diferentes formatos.

Partiendo de un globo situado en el centro podemos extraer ramificaciones personalizables en lo que se refiere a tipografía, tamaño y color. También podemos incluir imágenes y enlaces.

https://bubbl.us/mindmap

Este sencillo programa en línea permite crear mapas mentales y también mapas conceptuales de forma gratuita con su plan freemium. Además de poder compartir los mapas mentales, se pueden guardar en diferentes formatos y también imprimirlos.

Bubbl resulta ideal para el ámbito escolar, donde profesores y alumnos pueden desarrollar esquemas de estudio de forma colaborativa.

 

Otras Aplicaciones offline

http://freemind.sourceforge.net/

Esta aplicación offline gratuita está disponible para los sistemas operativos Windows, Linux y Mac. Con una interfaz bastante intuitiva, dispone de un amplio abanico de herramientas de color y formato.

Este software permite exportar los mapas en diferentes formatos de imagen, así como publicarlos online. También ofrece la posibilidad de importar documentos y otros mapas mentales.

https://www.xmind.net/

Este software descargable permite desarrollar todo tipo de diagramas además de mapas mentales. Se puede insertar comentarios, exportar en diversos formatos y también imprimir.

Aunque es una app offline, ofrece la opción de almacenar tus creaciones en la nube gracias al servicio XMind Cloud. Así podrás tener una copia de respaldo, y también podrás acceder a través de cualquier dispositivo.

Ejemplos de mapas mentales bien realizados

Veamos unos ejemplos de mapas mentales:

mapa mental_2

Simplificación con frutas

Mapas mentales creativos

Veamos ahora unos ejemplos de mapas mentales que destacan por su creatividad:

mapa mental_creativo

Mapa Mental un poco más creativo

Mapas mentales Vs Mapas Conceptuales

mapa mental distracciones

Mapa mental representando las distracciones

mapa conceptual de medicina

Mapa conceptual sobre medicina holística

Puede resultar muy fácil confundir un mapa mental con un mapa conceptual. Ambas herramientas se utilizan para facilitar el aprendizaje a través de la representación gráfica y esquematizada de ideas o conceptos.

Sin embargo, son dos herramientas diferentes, y vamos a ver sus principales diferencias:

En los mapas conceptuales, la estructura está compuesta por bloques de conceptos o ideas que están relacionados por líneas que son interrumpidas por palabras o preposiciones. En cambio, un mapa mental está estructurado partiendo de un núcleo central, desde el cual los conceptos se vinculan mediante símbolos, líneas o imágenes.

Los mapas mentales hace un uso destacado de los colores para alcanzar una mayor efectividad en lo que memoria visual se refiere. Por el contrario, los mapas conceptuales no hacen un uso prominente de los colores en su desarrollo.

En un mapa conceptual, las ideas principales siguen un orden secuencial que proporciona un sentido lógico. Sin embargo, en un mapa mental, los conceptos principales usualmente no siguen un orden secuencial ya que la arquitectura gira en torno a la idea principal.

Mientras que en los mapas conceptuales se utilizan solo palabras, en los mapas mentales las imágenes y dibujos son elementos clave en su desarrollo.

Por último, la mejor manera de apreciar estas diferencias entre un mapa mental y un mapa conceptual, será ver un ejemplo de un mapa conceptual:

Bueno, pues ya sabes todo sobre los mapas mentales. Ya sabes qué son y para qué sirven. Y sobre todo ya sabes cómo se hace un mapa mental y las mejores aplicaciones para ello.

Ahora es el momento comenzar a ponerlo en práctica para mejorar la eficacia de tu sistema de estudio.

Esperamos que este artículo te haya servido para aprender a utilizar los mapas mentales y conseguir los mejores resultados cuando se trata de entender y recordar información.



~ A los lectores también les ha interesado~ Cómo ser más productivo con la técnica Pomodoro
~ Y también se han interesado por aprender a estudiar mejor ~ 10 técnicas de estudio probadas

¿Qué te parece el artículo?
[Total:53    Promedio:4.7/5]


One Comment

  • Simón Valente Escamilla Quijada dice:

    En mi práctica docente el uso de mapas mentales facilita la comprensión de los textos; sin embargo, no es una práctica habitual de los alumnos y muchos de los alumnos copian y pegan las ideas principales de un texto, lo cual dificulta la comprensión de éstos. En mi opinión habrá que proporcionar a los alumnos las técnicas básicas para la elaboración de los mapas mentales.