Índice del Artículo

En este artículo vamos a dar un paseo por las mejores técnicas de estudio que se han probado. Y al final del mismo te revelo algo que para nosotros es súper clave y no lo cuenta nadie…

Pero empecemos por el principio.

¿Qué son las técnicas de estudio?

tecnicas-de-estudio

Las técnicas de estudio son una forma de afrontar el aprendizaje intelectual. Se han detallado estas técnicas en base a investigaciones sobre el proceso de la práctica en estudiantes y conclusiones de especialistas (psicólogos, profesores, neurólogos…)

Técnicas de estudio y estrategias de aprendizaje ¿Son lo mismo?

Se podría decir que sí. Si bien las técnicas son el uso de las mismas, las estrategias englobarían además, un plan personalizado para llevar a cabo los objetivos.

Estrategias de estudio y lectura, hay muchas, pero hoy hablaremos de las reconocidas tradicionalmente y las estudiadas por la ciencia.

¿Por qué son importantes las técnicas de estudio?

Aunque tengamos ganas de aprender cosas nuevas y de avanzar en nuestros estudios, muchas veces los textos que tenemos que memorizar nos resultan complicados y perdemos motivación.

Este es uno de motivos por los que es importante tener un método que nos ayude a organizar y ver claros los objetivos a medio y largo plazo.

¿Cuáles son las técnicas de estudio?

técnicas de estudios probadas

 

Explicación y posible aplicación de cada una de las técnicas de estudio:

 

1. Ejercicios. El “testing effect”

tecnica de estudiar con tests

¿Qué es?

Se trata de trabajar desde la práctica en vez de desde la teoría.

¿Cómo la pongo en practica?

En la medida de lo posible si esa materia permite el uso de ejercicios, tests o exámenes de prueba te ayudará mucho a usar la memoria activa para acostumbrarte a las vicisitudes de una prueba final y a evitar el estrés.

En los libros de texto esta práctica se usa cada vez más, y el profesor debería ser parte activa en este tipo de técnicas de estudio.

¿Quá tan efectiva es?

Un estudio de abbott de más de 100 años de duración (desde el 1909) comprueba con hechos esta idea.

Los estudiantes más dados a implementar y acabar ejercicios son notablemente mejores a la hora de ejecutar las pruebas finales.

 

2. Práctica distribuida

Practica distribuida

¿Qué significa aplicar la práctica distribuida?

Lo más común entre los estudiantes es ajustar lo máximo posible las horas de estudio al día del examen. Sí podemos dejarlo para los dos últimos días, cuando la presión acecha, es más fácil ver la obligación de ponernos a ello.

Y siento decirte, que no hay nada más lejos de la efectividad que dejarlo para el último momento. La práctica distribuida sostiene que, si hacemos y asimilamos todos los días un poco e incluso si espaciados todo lo posible los días de estudio para esa prueba en concreto, se ganará mucho en conocimiento y confianza.

¿Cómo aplicar esto?

Desde el día que te anuncian la prueba, programa en tu calendario un breve periodo de estudio para esa prueba en cuestión, por ejemplo, puedes marcar en tu calendario que los lunes miércoles y viernes, estudias 60 minutos sobre el tema.

También, la repetición de los mismos conceptos afianzará mucho mejor en la memoria.

Pero… ¿funcionará para mí?

Sí hay una de las técnicas de estudio que mejor funcionan, sin lugar a dudas, esta es una de ellas.

Se le ha dado poca importancia en la escuela tradicional al hecho de administrar el tiempo de estudio, o sencillamente los docentes no saben transmitir la importancia de esto al alumnado.

Recuerdo, no hace demasiado de mi etapa en la ESO y bachillerato. El profesor se limitaba a gritar una vez sonado el timbre: – “No lo dejéis para el último día”…

Y de hecho, esta debería ser la práctica sobre la que se sostienen el resto de métodos de estudio. Combinando otros.

Su efectividad está fuera de toda duda, tanto en estudios a largo plazo (las pruebas finales) como pruebas “sorpresa” de un día para otro. Espaciar o repartir todo lo posible las horas de estudio es clave. Y esto, aplica a todo el mundo.

 

3. Elaborar preguntas

 

¿Qué es?

Es la forma de explicación en la que te preguntas por qué es así.

“La mejor respuesta de llega después de hacer la mejor pregunta”

Incitar a generar las preguntas que cada uno necesita, para que la respuesta sea lo más individualizada posible.

¿Qué tan efectivo es para mí?

Esta técnica es muy efectiva para crear respuestas personales y así obtener un ancla muy firme sobre de recuerdo.

Este método de estudio nos gusta especialmente ya que trata de estimular la memoria de la manera más personal. Cuanto más personal es la pregunta, más se ajusta a la respuesta apropiada para el entendimiento de cada cual.

Por ejemplo:

En biología, si tenemos que estudiar las leyes de mendel (el sistema de transmisión por herencia genética) debemos preguntarnos por qué esto es así, y llegar a conclusiones igual de válidas que nos sirvan a nosotros de forma particular para entender el concepto.

Esto liga el estudio a una comprensión paralela muy útil y potente.

Otro detalle importante es que a más conocimiento de una materia más fácil es elaborar la mejor pregunta.

¿Cómo activo la técnica de la elaboración de preguntas?

La clave es hacerse preguntas. Busca el por qué de las cosas durante el proceso de estudio y el entendimiento será tuyo.

Posteriormente encuentra tu respuesta en base a lo estudiado y notarás la forma de comprensión asociada a esta a técnica.

 

4. Intercalar materias

tecnicas-de-estudio intercalar materias

¿Qué es la técnica de la práctica intercalada?

Se refiere a estudiar dos o más temas relacionados o que se puedan complementar entre sí.

Se empieza con la práctica distribuida y posteriormente se añade otro temario de la misma asignatura u otra asignatura que tienda a estimular la creatividad entre ambas.

¿Cómo aplicar esto?

Estudios demuestran que funciona muy bien para ciencias y matemáticas. Por ejemplo, indagar en la simplificación de ecuaciones puede combinarse con gran parte del temario algebraico.

Todavía hay pocos estudios que ayuden a la práctica de complementar asignaturas entre sí.

Sin embargo, esto puede hacerse de manera intuitiva;  aprender historia del arte mientras se estudia algún tipo de arquitectura, puede llevar a pensamientos muy coherentes y creativos.

Del mismo modo, algún tema de ingeniería industrial, puede complementar el desarrollo de formas de interiorismo o solucionar problemas de diseños en espacios pequeños.

¿Se entiende la idea?

Puedes preguntar en los comentarios e intentaremos aclarar lo máximo posible, cualquier duda que te haya quedado. 😉

¿Funcionará para mí?

Los estudios demuestran que la práctica intercalada ayuda a retener, mejor y durante más tiempo la información, pero sobre todo ayuda a tener más capacidad de razonamiento y entendimiento.

Obviamente esto no es igual para todo el mundo, pero es cierto que implementarla y combinarla con el trabajo distribuido, ayuda al estudiante a averiguar por si mismo, qué le funciona mejor.

¿Cómo lo puedo usar?

La mejor manera de usar esta técnica es incorporarla al plan de estudio. Organízate desde el bloque de tareas distribuidas e inclúyela para usar en combinación con otras.

Empieza primero con la técnica de distribución y solo luego, ve añadiendo temas relacionados para complementar lo que ya sabes.

 

5. Auto explicación

 

¿Qué es?

La autoexplicación es parecida a la elaboración de preguntas.

Requiere que el alumno llegue a una conclusión por si mismo y sepa explicar a su manera el problema o teoría.

Se suele apoyar en lo que ya sabe para complementar el nuevo estudio, y de esta manera elabora un archivo de conocimiento personal.

¿Qué tan efectivo es?

Es más efectivo en etapas iniciales que una vez aprendida la materia. Sin embargo parece una técnica más complicada que las demás. Por otro lado, la gran ventaja de esta técnica es que es aplicable a casi cualquier materia o cuestión.

Por otro lado, no hay demasiados estudios que avalen que este tipo de técnica de estudio ayude a retener a largo plazo la información.

¿Cómo usarla?

Esta técnica nos parece muy interesante ya que se puede llegar a ella, desde caminos muy didácticos; por ejemplo, ayudando a otros a entender la materia.

Si eres capaz de explicarle a tu manera el temario a un compañero, estás extrayendo tus propios razonamientos, con lo cual, lo estás entendiendo e integrando bien.

Otra manera, es escribir tus propias preguntas sobre el tema y después buscar y escribir las respuestas.

 

6. Resúmenes

 

¿Qué es?

Esta es muy obvia por conocida. Se trata de extraer en síntesis la información valiosa de un texto para quedarse con lo esencial.

¿Qué tan efectiva es?

Practicar el resumen obliga a prestar atención y requiere de interés por parte del alumno.

Sin embargo parece que la técnica difiere mucho entre estudiantes. A algunos les parece relativamente fácil utilizarla, mientras que a otros parece que les cuesta más, indistintamente de si son de primaria, secundaria o universitarios.

¿Cómo aplicarla?

Si bien la práctica puede llevar a mejorar esta técnica, ya que está muy extendida, puede no ser igual de afín para todos y requerir más o menos capacitación.

Puedes aplicarla mientras estudias, después de cada tema y lectura. trabajando la memoria y reescribiendo lo que has retenido. Con la práctica se mejora el resumen y más importante, se averigua si a uno le resulta o no sencillo y útil.

 

7. Subrayado

tecnicas-de-estudio subrayado

¿Qué es?

Simple. Destacar las partes del texto que nos parecen más relevantes.

¿Qué tan efectivo es?

Esta “técnica” es la que menos capacitación y esfuerzo requiere y como tal, es la que menos resultados aporta, tanto a largo, como a corto plazo.

Pero también depende de cómo y cuánto resaltes. Según parece los estudiantes que resaltan menos, tienden a sintetizar mejor la información que los que resaltan más contenido.

Realmente esto no es una técnica como tal. Aunque muchos profesionales de la docencia y la psicología así lo interpretan.

¿Cómo aplicarla?

El resaltado tan solo debería ser un complemento para el entendimiento de la lectura y de algunos conceptos.

Úsalo por ejemplo, para crear resúmenes o listas que vas a necesitar posteriormente.

8. Apoyo en dibujos

tecnicas-de-estudio dibujos

¿Qué es?

Se trata de apoyarse en imágenes que nosotros mismos relacionamos y creamos para el material de estudio.

¿Qué tan efectivo es?

Tener facilidad para crear imágenes depende del instinto visual y capacidad con esta disciplina. A no todo el mundo se le da bien dibujar. Por eso no se considera una técnica efectiva (para todo el mundo).

Pero si eres visual y te gusta el dibujo está demostrado que ayuda a organizar la mente, mejorando la comprensión y estimulando el hábito de estudio.

Grandes personajes de la ciencia se han apoyado en esta técnica para crear invenciones que han cambiado el mundo, Albert Einstein y Nikola Tesla, entre otros…

¿Cómo aplicarla?

Trata de visualizar lo que estás leyendo. Te puede ayudar a darle perspectiva a la idea, aclarando así dudas a un nivel más general.

Otra forma parecida a aplicar la técnica del del dibujo es mediante mapas mentales. Estos te ayudan a organizar los conceptos desde los principales a los más secundarios.

De hecho los mapas mentales son otra técnica de estudio en si misma. Y puedes ver más detalles de la misma en este artículo.

9. Repaso o relectura

Tecnica de estudio, repaso

¿Qué es?

Se trata simplemente de volver a leer el contenido ya estudiado.

¿Qué tan efectivo es?

No tiene demasiado misterio, cuanto más revisas unos apuntes, un texto o una lectura, más fácil es, retener su contenido.

Se podría decir, que es la técnica más conocida entre alumnado y docentes.

Crear tu resumen y re leerlo hasta aprenderlo de memoria.

Al consumir pocos recursos, es muy fácil usarla, pero su efectividad en el corto y largo plazo es muy baja.

¿Cómo aplicarla?

Es mucho más efectiva usándola desde la idea del espaciado en el tiempo – la técnica de la práctica distributiva– que si la aplicamos de seguido.

Crea tus apuntes y revísalos ese mismo día, deja que madure la idea en tu mente y lo vuelves a releer al cabo de 24h.

 

10.  Técnicas mnemónicas

tecnicas-de-estudio nemotecnia

¿Qué es?

La técnica consiste en crear palabras clave e imágenes mentales, a veces inverosímiles, para asociarlas con un concepto en concreto.

¿Qué tan efectivo es?

Esta técnica es impresionante y saca a relucir la plasticidad y capacidad de la memoria. Está fuera de toda duda que capacita para aprender de memoria conceptos y listas.

Por otro lado, es algo compleja para la mayoría de las personas. Requiere de práctica, no porque acarree dificultad, sino por la falta de costumbre al utilizarla.

Esto hace que casi se deba aprender la técnica como una disciplina en si misma para que llegue a ser parte de un plan de estudio muy efectivo.

Es muy útil para recordar listas, conceptos más o menos complejos, tablas, estudiar idiomas o conceptualizar ideas, y algo más difícil para estudios que requieren de razonamiento.

Siempre puedes aprender la técnica en paralelo en nuestro curso de memoria ágil y revisar alguno de nuestros artículos relacionados con mnemotecnia.

¿Cómo aplicarla?

Se trata de asociar palabras que quieras recordar a imágenes abstractas, conceptos que ya conoces o palabras clave.

Por ejemplo:

Recordar la palabra “informática” se podría asociar a IFK.

O para recordar el nombre de las personas que acabas de conocer, asocias la persona nueva, a otra con el mismo nombre que ya conozcas, la retienes en la memoria unos segundos, y se te quedará el nombre durante más tiempo.

Para recordar listas largas, relaciona mentalmente imágenes inverosímiles a cada una de las palabras de la lista.

Apúntate aquí, si quieres que te avisemos de cuándo será nuestro último lanzamiento de Memoria Ágil, y así, aunque no compres el curso, podrás ver el training gratuito de Ramón Campayo.

 

¿Cuales son las técnicas de estudio que  peor funcionan? 👎

 

El subrayado, resumir, releer y el uso de imágenes. Afirma desde la universidad de Kent (Inglaterra) el profesor John Dunlosky. Por lo visto su efectividad está limitada a materias y estudiantes concretos, los resultados son flojos y dejan entrever todavía muchas variables que no se han tenido en cuenta; predisposición a la técnica, afinidad natural, bagaje de hábitos aprendidos, falta de tiempo en los datos o datos limitados…

En Lectura Ágil queremos aclarar (de nuevo) que todas las calificaciones sobre estas ideas, técnicas, métodos y formas de estudio, nos parecen tremendamente relativas. Nada que tenga que ver con la mente y el aprendizaje tiene por qué aplicar igual para todos.

Por ello, os animamos a que comprobéis por vosotros mismos qué os funciona mejor, y una vez lo conozcáis, os hagáis expertos en aplicar esa técnica.

 

“Nadie ni ningún estudio puede conocerte mejor que tu mismo.”

 

Otras técnicas y consejos de estudio igual de válidos y efectivos…

 

Mapas conceptuales o mapas mentales.

mapas-mentales

 

Aquí puedes ver alguno de nuestros artículos relacionados con mapas conceptuales

 

Usa cartas de dos caras.

cartas de dos caras para estudiar

 

Por una lado la pregunta y por otra la respuesta. Llévalas siempre contigo, y repasa cada vez que te acuerdes.

 

Recítate a ti mismo.

tecnicas-de-estudio grabar los apuntos en audio

Usa una grabadora, lee en voz alta y llévatelo contigo para re escuchar lo que dices. (esta técnica es ingeniosa y hoy en día es muy fácil de usar con un smartphone)

 

Enseña a otros.

Enseña lo que sabes a otros

Como lo comentado en la técnica de la auto explicación. Es muy potente. Demostrar lo que sabes exteriorizando te reafirmará a ti mismo y te dará confianza.

 

Organízate muy bien.

Tus notas tus apuntes, ten siempre claro donde está todo.

 

Crea tu estrategia de estudio previa.

Ten claro dónde empieza y acaba tu horario y cúmplelo. Que nada te pille por sorpresa es la mejor manera de evitar estreses imprevistos.

 

No esperes demasiado a la inspiración.

tecnicas-de-estudio no esperes a la inspiración

 

Muchas personas se pasan horas aletargados esperando a la musa que les motive.

Olvídate. Pasa a la acción por poca que sea, si hace falta – dite a ti mismo que hoy estudiarás solo 5 minutos- y de manera automática continuarás (la mayoría de las veces). Cosas de la adicción a la dopamina 😉

 

Mejores técnicas de estudio para un examen, primaria, la ESO o bachillerato

Tecnicas de estudio para secundaria

 

Las mejor valoradas suelen ser las más interesantes:

Trata de hacer ejercicios; pruebas simuladas, tests de exámenes parecidos. Si no te lo facilitan de entrada, se listo y habla con tu profesor, piensa en un pretexto razonable exponiendo que lo necesitas para tu plan de estudio.

Práctica distributiva; recuerda, jamás esperes al último momento, espacia en el tiempo todo lo que puedas, dentro de tus hábitos de estudio.

Planificate bien; crea tu plan de estudios y cumple el horario.

 

Las mejores técnicas de estudio para universitarios

tecnicas-de-estudio para universitarios

 

Aquí ya entramos en terreno diferente, donde tomar algún curso de productividad, lectura rápida y memoria pueden disparar exponencialmente tu capacidad de aprendizaje.

Recomendamos crear buenas estrategias de estudio, trabajar mucho la práctica espaciada e intercalar materias.

 

Vale, espera…. al inicio te prometí algo importante….

mi consejo como técnica de estudio

 

Y bueno, la verdad es que quería contarte esto.

Si quieres una técnica definitiva, lo mejor que puedes hacer es motivarte de verdad.

¿Y cómo se motiva uno para estudiar más y mejor?

Todo empieza en el pensamiento.

Debes controlarlo -en la medida de los posible- porque casi siempre depende de ti.

Pronto escribiré un artículo súper interesante sobre cómo gestionar nuestra energía a través del pensamiento y las emociones, pero mientras tanto, dale una vuelta a este concepto:

Si pasas la mayor parte de tu tiempo, pensando lo coñazo y lo dura que es tu tarea de estudios, te va a resultar cada vez menos motivador y más frustrante por mucha técnica que apliques.

Sin embargo, puedes cambiar esto por: Mi objetivo es -algo que me ilusiona y me gusta-.

Deberías pasar todo el tiempo que puedas con pensamientos positivos y motivadores. Eso te dará la gasolina para afrontar cualquier plan de estudios con éxito (sea lo que sea tu éxito).

Cuando más tiempo pasas centrado una materia, pensando la forma de resolverlo, intentando recordarlo, qué vas hacer para estudiar; visualízate  disfrutando de las ventajas de tener ese conocimiento, la forma en que vas a estar organizándote para aprenderlo.

 

Este es el verdadero secreto de las personas a las que no les cuesta comprometerse, que tienen la costumbre de mantener la mente (y el subconsciente) bien dominado.

 

Y esto está por encima de cualquier técnica de estudios.

¡Listo!

Cómo ves, mi querido lector hay de todo para todos. Y nadie tiene la verdad absoluta de todo o nada. Incluso la ciencia, por muchos estudios y demostraciones que hagan siempre tendrán el sesgo de la parcialidad.

Ahora te toca a ti, cuéntame qué técnica te parece más interesante para tu trabajo y pregunta cualquier duda que te haya quedado pendiente.

 

Te mando un gran abrazo mi querido lector y te deseo días muy provechosos.

 

Fuentes:

https://journals.sagepub.com/doi/abs/10.1177/1529100612453266

https://www.aft.org/sites/default/files/periodicals/dunlosky.pdf

https://www.researchgate.net/publication/258180568_Improving_Students’_Learning_With_Effective_Learning_Techniques

¿Qué te parece el artículo?
[Total:3    Promedio:5/5]