La lectura es una actividad relativamente nueva en nuestra historia evolutiva. Por ello todavía no tiene ninguna región específica asignada en el cerebro.

Al leer, muchos implicamos partes del cerebro que no corresponden. Esto gasta más energía cerebral de la necesaria y dificulta la concentración, la velocidad de lectura y la comprensión.
En este vídeo te explico los detalles y un simple truco que puede ayudarte a incrementar significativamente tu velocidad de lectura y comprensión.

 

Déjame un comentario abajo y cuéntame tu experiencia con este truco.