Hazañas de la memoria que tú también puedes conseguir

07-04-2016
Hazañas de la memoria que tú también puedes conseguir

¿Qué pensarías si te dijera que hay personas capaces de memorizar el orden de las cartas de una baraja desordenada en cuestión de minutos? ¿Y qué hay sobre una lista de nombres de personas desconocidas?

¡Ojalá hubieras tenido esa capacidad cuando eras estudiante!, ¿verdad?

¿Y si tú pudieras memorizar cosas tan aleatorias como los números de teléfono de una guía telefónica o un poema, independientemente de tu edad? ¿Te parece imposible?

No lo es. Y tampoco necesitas tener una mente privilegiada para lograr estas cosas tan asombrosas. Ni siquiera un coeficiente intelectual elevado o un entrenamiento de los que duran años y años.

La memoria, como la velocidad de lectura, es algo que puedes entrenar de forma diaria invirtiendo tan sólo 15 ó 20 minutos. Así fue como Joshua Foer ganó su primer concurso de memoria.

Y lo más impresionante es que estuvo entrenando tan sólo un año. Antes, estas técnicas le eran totalmente desconocidas.

 

Así lo relató en la conferencia que dio para TED, en 2012. Este joven periodista sintió curiosidad por saber cómo estas personas lograban recordar tantísimas cosas, como largas listas de número en binario (0 y 1 exclusivamente), y decidió entablar conversación con varios de los concursantes, entre ellos Ed Cook, maestro de la memoria.

Algo sorprendente que descubrió Joshua durante sus indagaciones es que todas las personas que participaban afirmaron poseer ‘una mente promedio’.

Entonces, ¿cómo logran esas hazañas? ¿Es su cerebro diferente al nuestro?

El University College de Londres decidió analizar su CI y la estructura de su cerebro descubriendo que no había ninguna diferencia. Sólo lograron averiguar mediante un IRM que cuando memorizaban, se ‘encendían’ diferentes partes del cerebro que en otros sujetos no.

Mediante diferentes técnicas de memorización, estos ‘maestros de la memoria’ activan partes relacionadas con la memoria espacial y la navegación.

Te parecerá ridículo, pero las técnicas que usan son las mismas que se usaban hace 2.000 años, y que grandes oradores como Cicerón ya ponían en práctica antes de que los libros, los ordenadores y los smartphones hiciesen la tarea de recordar algo mucho más sencilla.

¡2.000 años y se siguen usando los mismos principios!

Una Técnica Infalible

¿Alguna vez has practicado la mnemotecnia para recordar algo?

Esta técnica se basa en asociar un elemento a algo que ya conocemos. En lingüística, para recordar las letras oclusivas que son p t c b d g se usa la siguiente fórmula:

PeTaCa – BoDeGa, dos palabras que ya están en nuestro patrón y con las que fácilmente podemos crear una imagen mental de una petaca en una bodega.

Fácil, ¿verdad?

Durante su charla para el TED, Joshua usa valiosos ejemplos de esta técnica, todos basamos en la creativa idea de crear imágenes absurdas, surrealistas, bizarras y ridículas para asegurarse de que se quedan bien grabadas en tu mente.

Al principio sus ejemplos no tienen ningún sentido, pero la clave está en lo que van asociados a ellos.

Por ejemplo, para recordar que la primera parte de su discurso habla sobre el concurso tan asombroso al que asistió y cómo eso despertó su curiosidad, Joshua se imaginó en la entrada de su casa (marcando el principio) y cómo una carrera de ciclistas nudistas iba hacia ella (el concurso).

Seguro que después de visualizar una carrera nudista dirigiéndose a la puerta principal de tu casa, ya no se te olvida jamás.

ESE es el poder de nuestra mente y cómo podemos asociar cosas que conocemos y que nos causan un impacto visual para recordar hasta los eventos más extravagantes.

Imagina ahora que tienes que recordar la siguiente lista de objetos: lámpara, cuenco, rotuladores de colores, caja morada y naranjo. ¿Qué se te ocurre para lograrlo?

La técnica que muchos de estos prodigios de la memoria usan se basa fundamentalmente en imaginar y en potenciar esa parte de nuestro cerebro. Cuanto más imaginativo, chocante y excepcional sea, más probabilidades hay de lograrlo.

Practicando este sencillo ejercicio todos los días durante varios minutos, no sólo podrás recordar cosas aleatorias como listas o caras, sino que estás entrenando tu capacidad de recordar y traer a la mente cualquier recuerdo.

Y todo con una técnica que ya descubrieron hace 2.000 años.

E igual que ejercitar la memoria es importante, no puedes olvidarte de la velocidad de lectura y comprensión. Los tres en conjunto forman los pilares de la lectura ágil.

Con los ejercicios que encontrarás en nuestra Guía Definitiva de Lectura Rápida, podrás cubrir los aspectos más elementales de la lectura ágil para convertirte en un gran lector. Además, también te ayudan a corregir algunos malos hábitos.

¿Qué te ha parecido esta técnica de memoria? ¿Se te ocurre algo para recordar la lista que te he dado? Ve a los comentarios y cuéntamelo.

¡Ah! Y mantén los ojos bien abiertos porque estamos preparando una colaboración con un experto muy interesante sobre la memoria. ¡No te lo pierdas!

A Felipe Bernal se le conoce por haber desarrollado el curso Lectura Ágil con el software de entrenamiento Ágilector, un sistema simple y efectivo que permite a las personas mejorar su velocidad de lectura sin perder comprensión de lo que están leyendo.

Hoy en día el conocimiento es poder y Felipe está convencido que la habilidad de leer y comprender rápidamente es la ventaja competitiva que nos permite prosperar en este mundo de la información.

Su misión es enseñar lectura y comprensión rápida a 1.000.000 de personas en los próximos 10 años.

Felipe ha sido entrevistado en varios medios incluyendo Radio Nacional de España y Radio Caracol en Colombia y su curso forma parte del directorio de Sistemas no Propietarios del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte en España.