El presidente americano John F. Kennedy aprendió las técnicas de Lectura Ágil junto a su hermano Bobby. Después animó todo su gabinete a aprenderlos sabiendo de la gran ventaja competitiva que iba a ganar su administración con ello.

Al conocerse este hecho, Kennedy ayudó a popularizar la lectura rápida a través de los EE.UU. en la década de 1960.

El libro titulado “The Reader Speed” describe las capacidades de lectura rápida de Kennedy de la siguiente manera:

JFK desarrolló una habilidad fenomenal para leer todo material rápidamente. Durante varias semanas en la primavera de 1954, John F. y Bobby habían viajado juntos a Baltimore para asistir a una clase de lectura de la velocidad en la noche universitaria de la Universidad John Hopkins. Dónde Profesor Elton Y. Mears estaba enseñado una clase titulado ” Cómo leer mejor y más rápido. ” La clase fue todos los martes entre las 8:30 y las 10:30 de la tarde, y los hermanos tuvieron que conducir más de una hora cada vez para asistir a este curso.

La base de estas clases fue la corrección de los errores de lectura que tenemos muchos de nosotros naturalmente.

Además de John F. Kennedy , el presidente Jimmy Carter también tomó un curso de lectura rápida en la Casa Blanca con su esposa Rosalynn y varios miembros del personal.

Aunque no es tan conocida como los dos presidentes, Evelyn Wood, fue una de las personas más importantes para popularizar la lectura rápida en los Estados Unidos en la década de 1960. Ella acuñó el término “lectura rápida” antes de que se convirtió en una frase convencional.

Después de estudiar los hábitos de los lectores naturalmente rápidos, desarrolló una metodología que sigue siendo la base para muchos cursos de lectura rápida, incluyendo nuestro curso Lectura Ágil. Evelyn Wood es famosa porque los presidentes John F. Kennedy y Jimmy Carter aprendieron sus métodos que se basaban en la corrección de los errores de lectura que cometemos muchos de nosotros naturalmente.

Hasta finales de la década de 1990, Evelyn Wood, estuvo enseñando la lectura rápida con frecuencia en los campus universitarios de todos los EE.UU. Hasta que falleció en 1995 a la edad de 86 años.