Definitivamente, si tengo que darle crédito a algo por mi éxito es a la lectura. Y no es sólo por ser parte de la creación de Lectura Ágil, si no por la cantidad de libros que leo.

Leo mucho, desde autores casi olvidados hasta los bestsellers más nuevos, y si sigues Lectura Ágil de cerca sabrás que la mayoría de las personas a las que admiro son grandes lectores también.

Porque leer es útil y nutre tu mente, y si además eres capaz de leer con éxito, más todavía.

Screen-Shot-2015-07-23-at-13.58.45

Antes de Lectura Ágil fui asesor de productividad de conocidas marcas como Siemens, BMW o Esprit. Pero decidí dejar el mundo de aviones y conferencias para estar más tiempo con mi mujer y mi recién nacida hija, llevando un negocio tras la pantalla.

La pregunta que más me suelen hacer desde entonces, por email o incluso Facebook es cómo consigo leer tanto y a la vez, mantener una comunidad tan grande de lectores y varios curso con alumnos constantes mejorando su velocidad de lectura y comprensión, y ahora también su memoria.

Screen-Shot-2015-07-23-at-13.58.56

Warren Buffett

Bien; hoy quiero compartir contigo mi guía definitiva para leer como si tu éxito dependiese de ello porque… al final del día, realmente depende de ello.

Empieza por el por qué:

 

¿Cuál es tu nivel de lectura?

¿Eres un lector lento, promedio o rápido? Haz ahora nuestro test de lectura y comprensión para saberlo.

Pincha aquí para comenzar el test

 

1. ¿Por qué leo tanto?

Porque, aunque eso de que todo está inventado no es cierto, de la lectura se pueden sacar cientos, miles de ideas (nuevas y viejas).

En primer lugar, a través de la lectura uno puede acceder a conocimiento cuyo autor ha tardado años, quizá incluso décadas en adquirir. Con el libro adecuado, puedes sentarte a explorar ideas y conceptos que otros ya han desglosado antes que tú.

Eso facilita mucho la tarea de innovar y la de mejorar en un área específica… Lo que me lleva al segundo punto.

Dos personas pueden leer el mismo material y sacar conclusiones radicalmente diferentes.

Si te fijas en la literatura, hay patrones, personajes e historias que se repiten una y otra vez, cada una de forma diferente y original.

Ahora mismo estamos en la era de la información y la tecnología, donde cientos, miles de inventos salen al mercado cada año, al igual que aplicaciones para el teléfono, programas y nuevas formas de conectar.

Sólo hace falta la chispa que conecte dos ideas de forma diferente… Y una mente atrevida que las lleve a la práctica con éxito.

 

2. Mejora tu comprensión lectora

Si lees en cantidad, lo mejor que puedes hacer es asegurarte de que lees “en profundidad” y de que captas las ideas de un sólo vistazo.

Tener que leer un libro 3 veces tomando apuntes y notas, para después dedicarte días a estudiarlo y memorizarlo… no es efectivo.

Lo mejor que puedes hacer por ti y tu mente es entrenar tu comprensión lectora, de modo que no sólo ahorras tiempo sino que adquieres conocimiento de forma más fluida, comprendiendo realmente lo que dicen las palabras y su autor. Para ello no sólo hay técnicas de lectura, si no también consejos que realmente favorecen esos ratos que pasas leyendo. Si quieres saber más, puedes leer estos 7 pasos para mejorar tu comprensión.

También te recomiendo estos 4 trucos a la hora de abordar una lectura nueva que te ayudarán enormemente a retener bien la información y disfrutarla.

Una mayor comprensión también estimula la creatividad, haciendo más fácil que las ideas fluyan en tu mente.

Es como una fuente que se retroalimenta, generando más actividad conforme más inviertes.

 

3. Continúa leyendo siempre que puedas

Cuando esperas en la consulta. Antes de ir a dormir. Mientras conduces (con un audiolibro, por ejemplo). En los viajes en avión, tren o autobús. Mientras tomas el café del desayuno…

Siempre hay momentos, y lo mejor que puedes hacer es invertirlos en seguir leyendo. Y nunca lo hemos tenido tan fácil gracias a los libros electrónicos y los audiolibros.

Mientras tengas tu teléfono y unos auriculares, puedes seguir tus lecturas allá donde estés. Esto no sólo crea un hábito saludable que puedes pasar a tus hijos y amigos. Es una forma de seguir creciendo día a día en todas aquellas áreas que te interesen. Te hará más inteligente, te dará infinidad de temas de los que hablar y, por supuesto, también estimula la imaginación y las ganas de saber.

Es cierto que, personalmente, intento buscar ratos largos en los que pueda centrarme en la lectura sin interrupciones, pero si me encuentro esperando a que llegue alguien, siempre estoy con un artículo entre manos o escuchando algún podcast. ¿Qué mejor manera de ‘matar el rato’?

Además, así siempre estás al día ya sea con las noticias, las novelas que acaban de salir o cualquier tema que te interese.

 

4. Aborda los temas desde todos los ángulos posibles

Seguro que puedes pensar en alguna noticia reciente que leíste en algún lado y que poco después, leyendo de otra fuente, no era tal y como parecía.

Es un ejemplo muy básico de cómo la información, depende de quién y cómo se presente, puede variar enormemente. Pero si realmente quieres comprender y saber todo lo posible sobre un tema en concreto, lo mejor que puedes hacer es abordarlo desde muchos ángulos.

Cuando lees mucho, sobre todo para aprender e implementar ideas, no es necesario que leas palabra-por-palabra y absorbas todo lo que el autor diga sin cuestionar. La manera más eficiente es comprender bien las ideas, ver su utilidad práctica y pasar a otro libro.

Si te interesa mucho un tema y lees diferentes autores, artículos y charlas, al final terminarás encontrando ideas, patrones y aplicaciones que se repiten una y otra vez de formas diferentes. De este modo, la información se asienta mucho mejor, dejando una huella mucho más intensa ya que creas pilares mucho más firmes sobre los que trabajar posteriormente.

Para mí, que me encanta la productividad y el desarrollo personal, esta parte es muy importante. Cada autor tiene su propio método y su punto de vista, pero conforme más indagas, mejor puedes distinguir esas pautas comunes que realmente contienen la clave de lo que buscas.

Es como ver un evento desde diferentes perspectivas, siendo capaz de quedarte con lo verdaderamente esencial.

 

Estas son las cuatro claves para leer con éxito que quería compartir hoy contigo, sobre todo porque ahora que tenemos la Semana Santa a la vuelta de la esquina, vas a poder tener tiempo libre y ratos sueltos para ponerlas en práctica.

Pero sobre todo, quiero enfatizar en lo importante que es comprender mientras se lee, y para ello cuanto más se lea, mejor. Y si además lees con una buena técnica, tienes el doble de terreno ganado ya que velocidad y comprensión van de la mano. A sí que si te interesa sacarle el máximo partido a tus lecturas, descarga la Guía Definitiva de Lectura Rápida, con la que podrás no sólo mejorar tu comprensión, si no también tu velocidad y tu memoria mientras lees.

De esta manera, realmente podrás leer con éxito.