Utilizar sonidos binaurales como apoyo para realizar cualquier actividad que requiera concentración es muy recomendable, ya que al encargarse de crear un ambiente que aleje las distracciones y genere un enfoque en lo debido, toda la capacidad mental se emplea para un fin deseado.

Las ventajas principales de utilizar este tipo de sonidos binaurales para estudiar.

  • Motivar al cerebro a enfocarse solo en lo que debe.
  • Aislar cualquier tipo de sonido molesto o distractor.
  • Entrar en un estado de concentración y relajación para que los pensamientos, movimientos, ideas, y la creatividad fluyan de manera natural y con mayor rapidez.
  • Aumenta la capacidad de memorizar la información leída o escrita mientras se escucha.
  • Aumenta la asimilación y comprensión del material leído.
  • Aclara la percepción en general, logrando comprender un tema desde diferentes ángulos.

La mejor música binauralLas ventajas como podrás ver son muchas y con un potencial de uso enorme. Es por esto que cada vez son más usados los sonidos binaurales para estudiar y concentrarse. Esto hace posible encontrarlos en diferentes variantes y con una gran facilidad.

Los momentos más comunes para aprovechar las ventajas de este tipo de sonidos binaurales son:

  • Estudiar antes de un examen.
  • Leer un libro.
  • Preparar la exposición de un tema.
  • Repasar las lecciones de un idioma en proceso de aprendizaje.

Además de en estos momentos, puedes usarlos para cualquier momento en el que consideres que necesitas concentración.

¿Qué son los sonidos binaurales?

Los sonidos binaurales para estudiar son secuencias a ciertas frecuencias que se encargan de estimular diferentes zonas del cerebro, con la finalidad de enfocar los esfuerzos y recursos en una atención pura para una actividad en concreto.

Este tipo de sonidos tienen efectos comprobados en las personas que los usan. Estas ven una mejoría elevada en el aprovechamiento del tiempo que dedican a estudiar siempre que se apoyan en los binaurales.

Dicha mejoría no se basa en procesos que estén fuera de lo normal, ya que una de sus principales bases, además de la estimulación de las zonas específicas del cerebro, es crear una rutina sistematizada que haga que la mente se acostumbre a trabajar en un ambiente particular.

De esta forma enseñamos al cerebro que cuando escuche ciertas secuencias de sonido, debe orientar sus recursos hacia relajarse o enfocarse en un texto para comprenderlo al máximo. El proceso neuronal que se crea para cualquier rutina es el mismo que se genera al escuchar los sonidos binaurales.

¿Cómo concentrarse o superar la distracción?

Sonidos Binaurales

La mayoría de expertos suelen recomendar que llegado el momento de estudiar algún tema, se recurra a un lugar especial, donde se tenga un ambiente tranquilo, fuera de distracciones que eviten poner atención en lo debido. Pero la realidad hace que eso sea una tarea difícil de conseguir.

Lo normal con la vida actual, los ritmos y rutinas diarias, es que no se pueda tener un lugar idóneo para poder estudiar, sino que hay que tratar de hacer que el que se tiene disponible funcione.

Para ayudar a conseguir esto, tenemos los sonidos binaurales, que se encargan de propiciar que el ambiente tóxico y lleno de distracciones se quede fuera de nuestro espectro de atención, y que quedemos aislados para poder atender por completo lo que necesitamos.

Los sonidos binaurales causan por un lado una especie de enmascaramiento que nos protege del resto de sonidos ambientales que hay en nuestro alrededor. Tales como el ruido de la calle, personas hablando cerca de nosotros en la oficina, o un perro que no deja de ladrar en el jardín del vecino.

Por otro lado, y el más importante quizás, hacen que el cerebro sea estimulado justo para labor que se está realizando.

Esto no se trata de una mera suposición, como se puede esperar de los clásicos sonidos del mar, o de aves, sino de sonidos que literalmente estimulan partes cerebrales específicas, que hacen posible entender mejor cada aspecto estudiado y conservarlo en la memoria.

De este modo, aumentarás tu capacidad de concentración en sesiones de estudio duras y largas, por ejemplo, en unas oposiciones.

Los sonidos binaurales para estudiar más recomendados

Es posible encontrar muchos videos con sonidos de diferentes frecuencias en muchos sitios, pero donde podrás tener una variedad más amplia y al alcance es en YouTube. Es donde resulta más sencillo escuchar sonidos binaurales para estudiar.

Y varias otras fuentes en internet para encontrar sonidos binaurales, pero además, quiero mostrarte un paquete de frecuencias que hemos preparado en Lectura Ágil. Son premium, pero muy asequibles, y se presentan como 3 videos con sus descargables en mp3, cada uno para un fin específico; Concentración, comprensión y memoria. (próximamente).

La frecuencia los hace más o menos recomendables para diferentes actividades, ya que pueden usarse para buscar la concentración, pero también para meditar, e incluso tratar de conciliar el sueño.

En el caso de sonidos para estudiar o ayudar a la memorización, los adecuados son binaurales con frecuencias entre 4.5 y 5.5 Hz. Es importante seleccionar los correctos ya que, aunque la diferencia no sea tan fácil de percibir por nuestros oídos, sí lo es a nivel cerebral, y el efecto cambia.

Dentro de la gama de sonidos binaurales, entre los más recomendables para estudiar, están dos tipos principales:

  • Theta: sirven para estimular el cerebro y que sea capaz de procesar una gran cantidad de información. Resultan ideales para jornadas de estudio largas y densas.

Su frecuencia es de entre 4 y 7 Hz.

  • Gamma: estimulan ondas cerebrales que propician un mejor análisis y absorción del conocimiento. Pone a la mente en estado de alerta, haciendo que los sentidos sean más receptivos, y así mismo la capacidad de asimilar la información adquirida.

Su frecuencia es de entre 32 y 100 Hz.

Lo más recomendable es tener variantes de sonidos de ambos tipos, tanto de Gamma como de Theta, e intercalarlos, uno para relajarse antes de la sesión de estudio, y el otro para hacer que dicha sesión sea más productiva.

De la misma forma recomendamos tener periodos de descanso cada 20-30 minutos de lectura, para no saturar al cerebro. En dichos descansos prueba a usar sonidos de tipo Theta.

Y listo, hasta aquí un breve repaso por la idea de los sonidos binaurales.

¿Ya los usas en tus rutinas estudio? ¿Quizá eres reacio a usarlos? Cuéntame en los comentarios. 🙂



~ A los lectores también les ha interesado~ Cómo ser más productivo con la técnica Pomodoro
~ Y también se han interesado por aprender a estudiar mejor ~ 10 técnicas de estudio probadas

¿Qué te parece el artículo?
¡Muchas gracias por tu voto!