Entendiendo la programación neurolingüística como un conjunto de teorías y métodos enfocadas a comprender la conducta humana, vamos a ver cuatro técnicas de PNL para el día a día que nos ayudarán a encaminarnos hacia el autoconocimiento y la consecución de objetivos.

Te dejo el vídeo basado en el artículo por si quieres ir entrando en materia 😉

1. Referencia interna o externa

Las referencias son un tipo de patrones mentales sistemáticos e inconscientes. Si somos conscientes tanto de los patrones propios como de los patrones de los demás, podremos aumentar nuestro autoconocimiento y la empatía hacia los demás.

Cuanto más conozcamos a los demás, más posibilidades tenemos de crear estrategias que nos sean más efectivas.

Concretamente, los patrones de referencia nos sirven para saber en que están basadas las normas de valor y los criterios de nuestras conductas. Son la base de nuestro de resolución.

Si somos conscientes de cuál es el sistema de referencia que utilizamos o utiliza otra persona, podremos modificarlo para nuestro propio beneficio. Se distinguen dos estilos de referencias:

1. La referencia interna: las personas que usan este tipo de referencia se focalizan en sus sensaciones, su criterio sobre el mundo y de propio punto de vista. Las personas con este tipo de referencia no serán fáciles de convencer, pues para ellos la opinión de los demás no tienen mucha importancia. Solo lograremos convencerlos recurriendo a cosas que sean conocidas para ellos.

Con estas personas podremos hacer uso de esta técnica haciéndoles creer que la idea a surgido de ella misma utilizando frases de este estilo:

  • Tu piénsalo y me dices lo que sea.
  • Lo importante es que lo veas claro.
  • ¿Cómo te hace sentir esta situación?

2. La referencia externa: las personas que utilizan este tipo de referencia le dan más importancia a la opinión que tienen los demás, y buscan la aprobación de las personas que tienen en su entorno más cercano. Estas personas con referencia externa son más fáciles de convencer.

Con las personas que prima este tipo de referencia, podremos hacer uso de esta técnica utilizando frases centradas en nuestro punto de vista, o el de los otras personas importantes de su entorno:

  • ¿Qué piensa tu familia?
  • Quiero darte mi opinión sobre esa cuestión.
  • Yo opino que…

2. Operadores modales de necesidad o posibilidad

Según la programación neurolingüística, existen unas estrategias de pensamiento que ocurren de manera inconsciente en el individuo llamadas metaprogramas. Dentro de este tipo de pensamientos firmes, tenemos los operadores modales de necesidad o posibilidad que surgen en nuestro diálogo interior en forma de ordenes claras y contundentes. Por ejemplo ser tajante con frases como «tu no tienes que hacer esto o aquello…» o «es imposible que sepas cómo arreglar tal cosa…»

Estos operadores modales aparecen como consecuencia de creer en una necesidad u obligación, y las personas utilizamos para estas órdenes (palabras) que manifiestan necesidades: tengo, deseo, quiero, debo, necesito…

Algunas personas se motivan con la necesidad, aparcando sus deseos ya que le dan más importancia  a «cumplir una obligación». Toman las cosas según les viene y se conforman con lo que encuentran. No arriesgan, y tienden a ser previsibles. Frases como “es lo que hay” o “más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer” les definen y simbolizan.

En cambio, otros no dan tanta importancia a lo que deben o a lo que necesitan hacer, pero si a lo que quieren hacer. Investigan diferentes elecciones, experiencias y opciones. No les asusta lo desconocido, es más, buscan nuevas posibilidades. Tienden a ser imprevisibles y audaces.

Toma conciencia de estos «operadores» en las personas y conócelas mejor para tratar con ellas.

3. La fisiología

La fisiología es una de las técnicas más efectivas y rápidas para cambiar el estado emocional. Se basa en el conocimiento y funcionamiento de nuestro cuerpo. Es necesario conocer cómo el tipo de respiración, frecuencia cardíaca, y las posturas, entre otros factores físicos, influyen en nuestra manera de comportarnos y en nuestras emociones.

Si cambiamos la postura corporal y aprendemos a respirar de modo correcto, seremos capaces de cambiar nuestro comportamiento y lo que transmitimos exteriormente.

Cambiando la fisiología modificamos de forma instantánea las representaciones internas, por lo tanto cambiamos también el estado. Por eso, si nuestra fisiología decae, también lo hará nuestro estado emocional.

Debemos cambiar nuestro estado a uno más positivo, y así lograremos un estado de recursos y estaremos capacitados para realizar cosas que no creíamos posible hacer.

4. Ilusión de alternativa

Esta técnica tiene como objetivo convencer a la otra persona para hacer lo que queremos que haga. Consiste en dar a la otra persona distintas opciones para que pueda decidir, pero todas las alternativas van orientadas a conseguir lo que nosotros deseamos lograr.

Muchas veces la persona se ciñe a las opciones que se le plantean sin pensar si existen otras alternativas por el modo en que se formulan esas opciones.

Un ejemplo de este tipo de técnica: si nuestro objetivo es ir al centro comercial a comprar ropa, podríamos preguntar ¿vamos a ir por la mañana o por la tarde al centro comercial? En lugar de preguntar: ¿vamos a ir al centro comercial o no?

Puede parecer muy obvio pero te aseguro que muy pocas personas, lo tienen en cuenta a la hora de comunicarse. Así, no están usando correctamente el poder de la comunicación para tomar decisiones afines a sus necesidades.



~ A los lectores también les ha interesado~ Cómo ser más productivo con la técnica Pomodoro
~ Y también se han interesado por aprender a estudiar mejor ~ 10 técnicas de estudio probadas

¿Qué te parece el artículo?
¡Muchas gracias por tu voto!