En la actualidad, son muchas las personas que desconocen qué es la inteligencia emocional y qué tan importante es la misma para el desarrollo de la inteligencia como tal. Hoy hablaremos sobre este tema y conocerás como la psicología ha dado grandes avances con este interesante concepto.

¿Qué es la inteligencia emocional?

De forma simple la definición de inteligencia emocional es la capacidad que tienes para distinguir tus sentimientos y los de las personas de tu alrededor, y ser consciente de cómo actúan estos sentimientos en la personalidad y el estado de ánimo de dichas personas para actuar a favor de tu mejor interés y de los demás.

Trata sobre todas las capacidades y las habilidades psicológicas que forman parte de los sentimientos, el entendimiento, el control y las modificaciones de las emociones, ya sean estas tuyas o de alguien más.

Se puede considerar que…

“una persona es emocionalmente inteligente cuando la misma, puede controlar de manera eficiente y satisfactoria sus emociones”

… con el fin de obtener un resultado positivo en sus interacciones y relaciones con otros individuos.

¿Para qué sirve la inteligencia emocional?

Según varios de los autores más relevantes y expertos en el tema, existen ciertos beneficios de la inteligencia emocional, los más destacados son:

  • Conocer acerca de las emociones y cómo manejarlas adecuadamente para evitar bloqueos e indecisión en momentos clave.
  • Tener una mejor comprensión sobre los sentimientos de las demás personas, especialmente de aquellos quienes te rodean y prestar así la ayuda más acertada.
  • Tener un mayor índice de tolerancia al estrés, frustraciones y presiones que puedas absorber en el trabajo, hogar o los estudios.
  • Te ayuda a incrementar tu capacidad para realizar trabajos en equipo de manera eficiente y armoniosa.
  • Te ayuda a obtener una actitud mucho más empática, social y cordial, lo cual repercute directamente en más oportunidades de tu desarrollo personal y social.
  • Tener una mejor convivencia y participación con todas las personas dentro de un ambiente lleno de armonía, paz y empatía.

Puedes encontrar información sobre la inteligencia emocional en casi cualquier lugar, hoy en día existen una gran variedad de libros, cursos y talleres donde se habla sobre este tema, su importancia y cómo puedes emplearlo en tu vida.

No fue hasta mediados del siglo pasado cuando se empezó a conocer más sobre qué es en sí la inteligencia emocional, razón por la cual se considera aún un tema “relativamente nuevo”, sin embargo, la solidez de la idea y sus increíbles resultados prácticos han hecho que poco a poco haya crecido el interés y hoy son más las personas que aprenden e implementan este “tipo de concepto” (forma de pensamiento, relación o actitud social).

Autores como David Whechler trataron la idea de que la inteligencia también funcionaba sobre patrones de comportamiento que hasta ese momento no se tenían en cuenta para valorar la “cantidad de inteligencia” que tenía una persona.

Howard Gardner, ya en los 80, describía dentro de su tesis de las Inteligencias Múltiples dos tipos de inteligencia, la intrapersonal y la interpersonal, refiriéndose al comportamiento que una persona era capaz de tener consigo misma y con los demás.

Ya a finales de los 90, se editó y publicó el famoso ensayo de Daniel Goleman, Inteligencia Emocional que fue el que dió el empujón hacia la fama del concepto en sí.

¿Cuáles son las categorías de inteligencia emocional?

La inteligencia emocional comprende 5 elementos o categorías básicas que la definen:

Conciencia sobre sí mismo: esta se considera como la capacidad que se tiene de poder conocer y aceptar los sentimientos que tú mismo tienes. Se encuentran estrechamente relacionados con la conciencia emocional y la confianza que puedas tener en ti mismo.

Autorregulación: es la capacidad que puedes tener para decidir cuánto tiempo va a durarte cierta emoción y cuál será la intensidad que tendrán, y a su vez, se procesa mediante el uso de técnicas como el autocontrol, la adaptabilidad y la innovación.

Motivación: esta se encuentra muy relacionada con lo que es el positivismo, la iniciativa de lograr aquellos objetivos que te propones y el compromiso que haces para que esto pueda ocurrir y mejorar.

Empatía: tiene como objetivo conocer y entender cómo pueden sentirse las personas que te rodean, de esta manera, lograrás conocer más sobre las personas y conseguir obtener algunos objetivos determinados.

Habilidades sociales: cuando logras tener buenas relaciones con otras personas, es mucho más seguro que llegues a ser exitoso. Algunos recursos como la comunicación eficaz, el liderazgo, la influencia, la gestión y resolución de conflictos, la cooperación y uno de los más importantes, el trabajo en equipo.

Los tipos de inteligencia emocional según la personalidad (género).

Un detalle importante que cabe tener en cuenta, es que la diferencia más notable entre los tipos de inteligencia emocional (intrapersonal e interpersonal) se observa entre géneros; los hombres y las mujeres.

Desde un punto de vista objetivo, las mujeres poseen un mayor desarrollo en las habilidades interpersonales, esto quiere decir que, poseen una mayor consciencia sobre sus emociones y sentimientos, así como el de las demás personas. Razón por la cual, las mujeres, suelen tener mejores relaciones con la sociedad. Y definitivamente, son más inteligentes emocionalmente.

✔️ ¡Completa el test de comprensión lectora!

¿Has entendido el artículo? ¡demuéstralo!



~ A los lectores también les ha interesado~ Cómo ser más productivo con la técnica Pomodoro
~ Y también se han interesado por aprender a estudiar mejor ~ 10 técnicas de estudio probadas

¿Qué te parece el artículo?
¡Muchas gracias por tu voto!