Hoy quiero escribir sobre el combustible necesario para afrontar cualquier tarea que requiere de concentración.

Muchas veces estudiar puede ser difícil, sobre todo cuando carecemos de motivación, pues sin ella, perder el foco es muy muy fácil. Lamentablemente dicha carencia puede desencadenar un efecto dominó bastante negativo:

> Si no estás motivado > eres incapaz de encontrar el momento > no te organizas ni te programas >  pierdes el tiempo > no consigues prepararte para ese examen > suspendes > no te sientes realizado > más apatía > menos felicidad…

Por esta razón incentivar la motivación es algo importantísimo, tan importante como tu material de estudio o tu estrategia de aprendizaje. A continuación, te dejaré algunas claves que te ayudarán a motivar la fase de estudio, lo que estoy seguro que te traerá una gran cantidad de beneficios.

¿Por qué debes motivarte?

Existen una gran cantidad de razones para motivarse, especialmente porque esta es clave para mantener el foco y no perder el rumbo. Además de darte mayor concentración, también te ayudará a sentirte con más energía y optimismo.

Otra gran razón para motivarte al estudiar está en el hecho de que te traerá más y mejores beneficios. Sin ir más lejos… Conocerte a ti mismo sabiendo que tienes la capacidad de automotivarte cuando lo desees, te hará más seguro y feliz. 

Por si fuera poco, la motivación te abrirá el panorama haciéndote ver los beneficios que puedes obtener de mejorar tus calificaciones como acceder a una beca, aprobar oposiciones o pasar la selectividad sin tanto estrés previo al momento, por ejemplo.

Inciso: para mantenerte siempre «onfire», también es muy importante conocer de antemano el concepto de iteración para que siempre tengas en mente como funcionan los procesos de consecución de objetivos, mira la siguiente imagen y grábatela a fuego en la mente.

Crea la idea para motivarte

Cómo motivarse para estudiar: 10 principios clave que debes conocer.

 

1.      Siéntete libre. La motivación intrínseca

No hay una persona igual. Cada persona entiende el trabajo y el sacrificio a su manera y estudiar, no es una excepción. En otro artículo me extenderé más sobre la idea de motivación intrínseca, pero por ahora, debes saber que tener la libertad de elegir cómo, cuándo y hasta dónde estudiar es una forma muy efectiva de motivarte. Si realmente quieres estudiar, date la libertad de llenar pizarras, hacer resúmenes, espaciar tu horario o escuchar audio libros. No dejes que te impongan cómo debes hacerlo. Mientras estudies lo que debes, el cómo, es algo de deberías poder permitirte siempre.

2.      Descansar es importante

Existe la falsa creencia de que debes estudiar duro y por mucho tiempo. Esto en realidad no es así ya que de hacerlo solo estarás saturando a tu cerebro. Te recomiendo tomar descansos, 5 minutos después de cada 20 o 30 de estudio, así mantendrás a tu cerebro despejado y fresco. Esto lo propone la Técnica Pomodoro y es importantísimo que te predispongas a saberlo/conocerlo de antemano.

3.      Sal de tu zona de fácil y confortable

Quedarte en tu zona de confort incluso cuando estudias puede provocar que tus resultados sean mediocres o sencillos en cuanto a rendimiento general. Existen muchas formas de salir de tu zona de confort, por ejemplo: cambiando tu estrategia, estudiando con alguien más, pasar por clases particulares, machacando a tu profesor con preguntas, etc… Además, salir de tu zona de confort es muy emocionante y ejercita tu cerebro, convirtiéndose en una ayuda extensible a todas las áreas de tu vida.

4.      Recompénsate

Si alguna vez has visto ese video donde se coloca un caramelo al final de un párrafo, debes saber de qué va este punto. Puedes recompensarte con un break, alguna “golosina”. Saber para tus adentros, que si acabas de estudiar a tiempo, puedes jugar una partida de videojuegos o salir con tus amigos, puede ser una motivación importante para ti, si así lo crees.

5.      Fíjate objetivos

Saber a dónde quieres llegar es muy importante para motivarte. Por ejemplo, un objetivo sencillo, rápido e inmediato sería proponerte sacar un 10 en el examen. Lo sé, quizá un 10 suena lejano, pero si apuntas lejos y te quedas a medio camino, quizá eso significa sacar un 8. A su vez, debes de colocar metas (pequeños pasos intermedios) para alcanzar tu objetivo. Una meta podría ser estudiar 7 páginas por sesión, por ejemplo. La clave es verlo alcanzable y mantenerlo constante. Lo que me lleva al siguiente punto.

6.      Planea

Un plan te ayudará a aprovechar al máximo tu tiempo. Te recomiendo que hagas una lista de lo que vas a estudiar, así como que  asignes tiempos para que así puedas hacer más eficiente tu sesión de estudio. Ten siempre presente mantenerlo fácil para tu mente. Busca tu línea de tiro; es probable que pensar en estudiar 3 horas al día se te haga durísimo. Pero plantearte sesiones de 50 minutos con descansos intermedios no.

7.      Busca espacios ad hoc

Para que el estudio de resultados lo ideal es hacerlo en un espacio que sea ad hoc (o diseñada para la actividad concreta). Por ejemplo, una biblioteca no solo te dará un espacio libre de distracciones y perfecto para estudiar, también te pondrá al alcance de tu mano muchísima información. La energía que fluye en espacios de trabajo donde muchas personas se predisponen a los mismo, es mucho mejor que tener la misión de concentrarte en una casa con ruidos y distracciones constantes.

8.      Evita distracciones

La motivación no funcionará si no eliminas las distracciones. Te recomiendo que apagues tu teléfono para evitar que un mensaje o las redes sociales te distraigan. No tengas nada a mano que no sea exclusivamente lo imprescindible para desarrollar tu estudio y tu tarea. No preveas hacer absolutamente nada más que lo que te has propuesto estudiar.

9.      Música/sonidos binaurales

Si bien algunos pueden distraerse con la música, hay estudios científicos que respaldan la idea de trabajar con música para motivarse. Poner música o sonidos binaurales no solo te hará sentir más motivado, también te ayudará a concentrarte mejor y a hacer que el estudio sea más ameno. Puedes ver nuestro artículo especial sobre audios binaurales aquí, donde comprobarás que la concentración puede multiplicarse un 400%.

10.  Haz primero lo difícil: la contra-procrastinación

Estudiar primero lo difícil hará que todo parezca mucho más sencillo después. Esto te motivará al demostrarte que puedes con todo. Además, empezar con lo que te cuesta es un hábito ideal pues tu cerebro está mucho más fresco y listo para procesar la información más compleja o masiva. Esto es contrario a la tendencia normal y habitual que tiene nuestro cerebro de posponer en favor de una recompensar inmediata.

Reflexiones de motivación para estudiantes

Existe la creencia errónea de que no todas las personas pueden acceder a estos beneficios. Si bien todas las personas estudian de forma diferente, en realidad estos consejos aplican para todos, ya que se pueden adaptar fácilmente al estilo de estudio de cualquier estudiante.

Debes saber que estos consejos se pueden aplicar a cualquier tipo de materia o conocimiento, no importa si estudias medicina o negocios, números o letras. Trata de implementar, mejorar o adaptar estos consejos y verás cómo los beneficios te cambiarán la vida.

He oído que las prácticas mantenidas durante 21 días consecutivos se volverán un hábito permanente en tu vida. Otros dicen que son 66 días. Estoy convencido de que no hay manera de sacar un estándar en este hecho, pero una cosa tengo clara: descubrirte a ti mismo y empezar AHORA MISMO a trabajar lo que mejor funciona para ti, es una de las mejores decisiones que tomarás en tu vida.

Otro pensamiento muy infravalorado y que muy pocas personas tienen en cuenta cuando se les dificulta la motivación, es la idea de especificarse y definirse a si mismas en qué punto exacto se sienten desmotivadas. 

Ahora te toca a ti. Cuéntame qué se te hace difícil y cuál crees que es el hábito que más te cuesta de los 10 que te he propuesto. Una vez lo sepa, haré una mega artículo especial dedicado solo a ese aspecto de los hábitos que necesitamos mejorar para tener éxito.

¡Un gran abrazo virtual y gran semana! 😃



~ A los lectores también les ha interesado~ Cómo ser más productivo con la técnica Pomodoro
~ Y también se han interesado por aprender a estudiar mejor ~ 10 técnicas de estudio probadas

¿Qué te parece el artículo?
¡Muchas gracias por tu voto!