Atención porque este artículo va de retos y por eso te voy a proponer algo.

¡Leer 100 libros al año!

La lectura no es un hábito fácil de adquirir y estoy seguro de que ahora rondará la siguiente pregunta por tu cabeza…

¿Eso es posible?

Sé que con el ritmo de vida actual puede parecer una locura y que pensarás que no tenemos tiempo para leer tanto. Soy consciente de que tantas obligaciones en el día a día dificultan tener un rato tranquilo para dedicar a la lectura.

Pero te garantizo que con las técnicas adecuadas sí que lo es.

Es posible leer 100 libros al año

Aún así, 100 libros al año son casi dos libros a la semana, pero supongamos que solo quieres leer uno (50 libros al año). Ya es toda una hazaña y algo muy provechoso, ¿verdad?

La lectura trae consigo beneficios increíbles. 

Cuanto más lees, más conocimientos adquieres. Más vocabulario práctico, más capacidad de comunicación, más soltura y seguridad en tu vida social, en definitiva más felicidad, pero felicidad auténtica. No hablo de la felicidad instantánea de comerte una caja de bombones. Ni siquiera de la de comprarte un coche nuevo.

Y además la lectura es una forma excelente de mejorar la memoria. Leer ayuda a ejercitar nuestro cerebro con todas sus consecuencias positivas a medio y largo plazo.

Por eso, si quieres convertirte en un buen lector y hacer de la lectura un hábito diario, sigue este artículo hasta el final porque te daré 11 consejos para que seas capaz de leer 100 libros al año.

¡Vamos allá!

1. Lo más importante es leer todos los días

Como en cualquier otra actividad nueva que empiezas a hacer, la clave está en practicar.

Leer todos los dias

¿Y cuál es la mejor manera de practicar?

La repetición. 

Por eso seguro que estás de acuerdo conmigo en que es fundamental que saques cada día un hueco para dedicar a la lectura, aunque sean tan solo 10 minutos.

Lo importante es sacar algo de tiempo, no importa cuánto, pero sí que se convierta en rutina. Es aconsejable que siempre se haga en el mismo momento del día y no desesperar.

Tómatelo como una tarea muy seria que solo te llevará 5 o 10 minutos al día. Pon tu cronómetro con el móvil, aléjalo todo lo que puedas de tu entorno de lectura y empieza a leer. Verás la sorpresa que te llevas si solo consigues la rutina de los 5 – 10 minutos diarios.

2. Adquirir un hábito lector es difícil pero…¡no te rindas!

Leer más y adquirir hábito de lectura es uno de los propósitos que la mayoría de las personas tienen, pero también es de los que menos se cumplen.

La fuerza de voluntad puede fallar. En este artículo ya vimos qué pasa en el cerebro en la mente moderna.

Por eso te aconsejo que no olvides tu objetivo nada más empezar. No te rindas y deja a un lado excusas del tipo:  “no tengo ganas”, “tengo demasiadas cosas que hacer” o “mejor veo una película”.

3. Sácale partido a cada rato libre para leer

Como ya sabes lo más importante es sacar tiempo para leer en tu día a día.

Leyendo en cualquier momento

Por eso, te recomiendo que lleves siempre un libro contigo. En el formato que más te guste o te convenga.

Haz que se convierta en tu mejor aliado en los momentos libres, ya sea cuando vas de camino a trabajar en el autobús, en una sala de espera del médico o mientras tomas el sol en la playa.

Puede que tan solo sean unos minutos, pero al final del año será un gran tiempo de lectura acumulado.

Y muchos más libros leídos.

4. Cambia tu móvil por un buen libro o instala tus libros en él.

Si estás leyendo esto es porque tienes como objetivo leer más libros (recuerda que yo te propongo 100 al año).

Leyendo en ebook

Y si quieres ser capaz de hacer esto tendrás que hacer algunos esfuerzos.

Estoy seguro de que pasas horas y horas delante de la pantalla de tu teléfono móvil, revisando las redes sociales o contestando mensajes.

Pues te daré un consejo…

Cambia tu móvil por un eReader o procura siempre tener en tu smartphone la lectura en curso.

Como ya te he dicho, aprovechar cada rato libre para leer se va a convertir en tu mejor aliado para aumentar tu capacidad lectora y, por tanto, ser capaz de consumir una mayor cantidad de libros al año.

5. Empieza leyendo libros fáciles y cortos para ganar confianza

Cuando comienzas a ir al gimnasio seguro que no levantas pesas de 50 kilos el primer día…

Pues con la lectura pasa exactamente lo mismo.

Es conveniente que empieces leyendo libros más fáciles y sencillos de digerir para ir ganando confianza y práctica. Estarás de acuerdo conmigo en que no es lo mismo leer una novela que un libro académico o autobiográfico.

Lo mismo ocurre con la longitud y la dificultad técnica de los libros. Al principio te resultará tedioso consumir libros muy extensos o de vocabulario difícil para ti.

Por eso te recomiendo elegir lecturas más cortas y amenas, porque además de resultar mucho más sencillas, podrás conocer más diversidad de autores y adquirirás más conocimientos.

6. Elige libros que realmente merezcan la pena leer

Asegúrate de que realmente los libros que lees merecen la pena, porque así adquirirás conocimientos y experiencias de calidad. 

Disfrutarás y te llenarás de sabiduría al mismo tiempo.

7. Un libro no es una tortura, disfrútalo.

Si te propones leer más es fundamental que disfrutes con cada lectura.

Un libro no es una tortura. 

Abandona aquellos libros que no te hacen sumergirte con pasión en cada página. No tienes que obligarte a llegar hasta el final. Hay miles de opciones ahí fuera.

Si no te gusta, ¡a otra cosa mariposa!

8. En la diversidad está la virtud

No te encasilles en un solo tipo de literatura.

Aunque te guste mucho la pizza, si la comes todos los días probablemente acabes aborreciéndola.

Lo mismo ocurre con los libros.

Para llegar a leer un gran número de libros al año y convertirte en un ávido lector, te aconsejo que leas libros de diferentes géneros y con temáticas diversas. 

Además, así nunca te cansarás de hacerlo.

9. Únete a alguna red social o club de lectura

Pertenecer a una comunidad que tenga los mismos objetivos que tú siempre es una forma de motivarte a no rendirte.

Por otra parte, formar parte de un grupo especializado en libros te será útil para conocer novedades y compartir valoraciones y opiniones. 

Conocerás nuevos libros y podrás recomendar los que más te han gustado a ti.

10. Si no sabes qué libro elegir, déjate recomendar.

Estoy seguro de que vas a conseguir leer un montón de libros en el próximo año.

Y llegará un momento en el que no sepas cuál elegir.

Si esto te llega a ocurrir no tengas miedo a dejarte recomendar un buen libro. Como te he dicho ser miembro de una comunidad de lectura puede ayudarte mucho en esto.

También en librerías, bibliotecas, blogs sobre libros o en críticas literarias podrás encontrar buenas ideas.

11. Gana velocidad lectora para leer más en menos tiempo

Si sigues todos los consejos que te he dado conseguirás adquirir una rutina de lectura y, por ende, serás capaz de leer un mayor número de libros al año.

Bien, ahora quiero darte un último consejo, el más importante para el final.

Si quieres consumir más libros en menos tiempo debes ganar velocidad lectora. Es decir, aprender a leer más rápido y no aburrirte mientras lees.

Eso sí, debes hacerlo sin dejar de comprender lo que estás leyendo. Por eso es importante conocer las técnicas adecuadas para conseguirlo.

¿Te parece difícil?

No te preocupes que yo te ayudo.

Aquí tienes el Webinar gratuito en la que te enseñaré cuáles son las técnicas definitivas para leer el doble de rápido y cómo conseguir multiplicar hasta X5 tu velocidad de lectura y comprensión.

¿Estás preparado para leer 100 libros al año?

Ahora que ya sabes estos 11 consejos solo tienes que ponerlos en práctica.

Es el momento de que dejes a un lado la pereza y las excusas. Lo más importante es la motivación y estoy seguro de que te sobra.

¿Cuál es el consejo que más te ha servido?

¡Cuéntamelo en los comentarios!



~ A los lectores también les ha interesado~ Cómo ser más productivo con la técnica Pomodoro
~ Y también se han interesado por aprender a estudiar mejor ~ 10 técnicas de estudio probadas