Cómo mejorar la comprensión de tu lectura escuchando música

19-09-2015
Cómo mejorar la comprensión de tu lectura escuchando música

La mayoría de los lectores nos preocupamos por mantener o elevar nuestro nivel de comprensión, incluso sé que temes perder la comprensión al empezar a leer más rápido.

Te aseguro que la lectura rápida se logra al mismo tiempo que mejoras tu concentración y comprensión. Pero, para que te tengas más opciones y sientas tranquilidad al respecto, no dejaré de compartir consejos relacionados como el que hoy tengo para ti.

¿Te gusta la música? ¿qué tal la música clásica?

Todos hemos escuchado el mito, casi universalmente aceptado, que escuchar a Mozart nos hace “más inteligentes”. Que con solo ser aficionados a escuchar su majestuosa sinfonía, se renuevan las neuronas en nuestro cerebro, haciendo sinapsis como nunca antes había sucedido, y nuestra mente de repente es capaz de realizar hazañas intelectuales que no imaginamos posibles.

Por desgracia, esto no es del todo cierto. Sin embargo, la música puede, cuando se usa de forma selectiva, ayudar a un lector a mejorar medianamente el enfoque, concentración y comprensión.

Si escuchar música clásica o jazz te pone en un estado de ánimo de inspiración, entonces por supuesto, debes colocar algunas piezas musicales mientras trabajas o estudias en un volumen que sea suficientemente bajo como para no se convierta en una distracción para ti o para otros. Por cierto, el ejemplo Mozart que mencioné anteriormente se atribuyó principalmente al efecto placebo.

La música clásica, especialmente dirigida a quienes no la escuchan regularmente, hace que las personas se sientan un poco más relajadas y sofisticadas ante su presencia, logrando así un modo de pensar genuinamente más productivo. Sin embargo, si te encuentras distraído o rockeando, entonces ya no funcionará de manera positiva con respecto a tu lectura.

Muchas veces, un poco de estímulos auditivos ayudarán a finalizar un bloque especialmente complejo o tedioso de material de lectura (Cómo organizar los bloques de tiempo). Si, por esta razón, la música puede ayudarte a llevar mejor una larga sesión de lectura, entonces vale la pena. Esto lo considero especialmente útil si, además, contrarresta la somnolencia o la fatiga que a su vez conducen a la pérdida de atención, concentración, y lo inevitable, una relectura aparentemente interminable.

Pero esto no acaba aquí…

Otro de los beneficios por los que te aconsejo escuchar música durante la lectura es que puede interferir levemente en la tendencia natural a subvocalizar (diciendo las palabras en tu cabeza o, como antes te lo he mencionado, la famosa ‘voz interior’).

En el volumen correcto, la música llenará tu cabeza y ligeramente amortiguará la tendencia natural a escuchar todas las palabras que te encuentres en una página (también puedes leer: “5 Maneras de minimizar tu voz interior“).

Escuchar música, junto a la utilización de la ‘técnica del marcador’, reducirá en gran medida la subvocalización y te ayudarán a leer más rápido con un mejor enfoque y concentración.

¿Qué tal llevas lo de tu voz interior? ¿Ya realizaste el test de lectura rápida? Te lo dejo por aquí…

¿Cuál es tu nivel de lectura?

¿Eres un lector lento, promedio o rápido? Haz ahora nuestro test de lectura y comprensión para saberlo.

Pincha aquí para comenzar el test

A Felipe Bernal se le conoce por haber desarrollado el curso Lectura Ágil con el software de entrenamiento Ágilector, un sistema simple y efectivo que permite a las personas mejorar su velocidad de lectura sin perder comprensión de lo que están leyendo.

Hoy en día el conocimiento es poder y Felipe está convencido que la habilidad de leer y comprender rápidamente es la ventaja competitiva que nos permite prosperar en este mundo de la información.

Su misión es enseñar lectura y comprensión rápida a 1.000.000 de personas en los próximos 10 años.

Felipe ha sido entrevistado en varios medios incluyendo Radio Nacional de España y Radio Caracol en Colombia y su curso forma parte del directorio de Sistemas no Propietarios del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte en España.