Imagina poder recordar con todo detalle todo lo que hayas visto u oído a lo largo de tu vida, o recordar textualmente un libro de 500 páginas. ¿Sería muy útil verdad?

Ahora para por un momento, piensa en lo que llevabas puesto y en lo que estabas haciendo un día como hoy hace 10 años.

¿Eres capaz de acordarte? Si tu respuesta es sí, ¡enhorabuena!, probablemente tengas una memoria eidética.

En realidad, lo más seguro es que te estés preguntando si esto es realmente posible, y si este tipo de memoria existe de verdad o es solo un mito.

No te preocupes, porque en este artículo vas a poder conocer en profundidad todo sobre la memoria eidética. Así que si quieres saber más, muy atento y no quites la vista de la pantalla porque…

¡Comenzamos!

¿Qué es la memoria Eidética?

Como te comentaba, la memoria eidética es el tipo de memoria que poseen aquellas personas que tienen la capacidad de recordar todo lo que hayan visto, oído o leído, aunque haya sido durante un corto periodo de tiempo o solo una vez.

Imagina algo así como el Ferrari de las memorias. Lo paradójico de esta metáfora es que si te gustan los coches, recordarías un Ferrari, incluso el día que lo viste por la calle durante varias semanas, esto es debe a la emocionalidad y sorpresa de lo poco habitual.

Ferraris en la memoria

Las personas que tienen este tipo de memoria pueden recordar prácticamente cualquier momento de su vida con todo detalle.

No debes confundir tener una memoria eidética con una gran capacidad para memorizar. La diferencia está en que las personas con gran memoria necesitan un mayor tiempo para memorizar datos y utilizan distintas técnicas para hacerlo. En cambio, a las que tienen memoria eidética les basta con unos pocos segundos y lo hacen de forma natural.

Pero esto… ¿Es real?

Ahora ya sabes qué es la memoria eidética, pero te preguntarás si esto es real.

Y lo cierto es que se ha llegado a creer que es un mito o un don, porque hasta el momento no se ha podido comprobar.

Pues bien, aunque existen evidencias de personas que tienen este tipo de memoria, ningún estudio científico ha demostrado aún que sea real. No existe ninguna investigación hasta el momento que permita concluir que la memoria eidética exista de verdad como tal.

Lo que sí que es cierto, es que no hay ninguna habilidad similar que esté relacionada con algún otro tipo de memoria o con el coeficiente intelectual. Por este motivo, se sigue investigando sobre ella y es probable que en un futuro se produzcan nuevos descubrimientos.

También se ha observado que la memoria eidética es más frecuente en niños pequeños, menos de 6 años, y que va desapareciendo a medida que aprenden otros métodos para procesar información. Es por esto, que es muy poco frecuente en los adultos.

Sheldon Cooper…

Si hay un personaje en el que seguro que ves reflejado todo esto, ese es Sheldon Cooper, uno de los protagonistas de la sitcom (serie de comedia) The Big Bang Theory.

Sheldon cooper memoria eidética

Sheldon se caracteriza, entre otras muchas cosas, por su egolatría al considerarse una persona con una inteligencia por encima de la media. Y claro, no podemos discutir que es así. Es uno de los afortunados que cuentan con una memoria eidética.

Eso sí, la intolerancia de Sheldon por los cambios, su irritabilidad por sonidos agudos o inesperados, sus rutinas estrictas, la dificultad que siente al socializar y al transmitir sus emociones o el famoso: “penny, penny, penny”, que demuestra un trastorno obsesivo-compulsivo (TOC), hacen considerar que este personaje de ficción padece síndrome de Asperger.

Si aterrizamos todo esto en la realidad y dejamos a un lado la ficción, este patrón se repite en Laurence Kim Peek, un hombre cuya mente maravilló al mundo, y que inspiró a Dustin Hoffman en la película Rain Man.

Kim podía memorizar cualquier dato que hubiese leído, visto o escuchado. Y era capaz de leer más rápido que cualquier persona en el mundo, tenía una velocidad lectora que se acercaba a las 25 mil palabras por minuto.

Eso sí, Peek nació con macrocefalia, lo que le provocó una discapacidad mental. Por esto, Kim Peek y Sheldon son considerados savant.

Los savant se ven afectados por el Síndrome del sabio, que describe a personas con discapacidades mentales, pero que demuestran capacidades de memoria por encima de la media (memoria eidética).

Cómo tener memoria eidética

Llegados a este punto, estoy seguro que estás en modo: ¡Guau!, ojalá pudiera tener memoria eidética…

O quizás, eres de esos afortunados que después de leer este artículo has sabido ponerle nombre por fin al gran don que posees. ¿Quieres comprobarlo? Estás de suerte, porque la Open University del Reino Unido ha creado un test para esto. 

Pero tengo una mala noticia para ti…

Si el resultado de tu test es negativo, siento decirte que no es posible desarrollar la memoria eidética, solo se puede poseer de forma natural. 

¡No te preocupes! no todo son malas noticias, faltaría más. Porque lo que sí que puedes hacer es desarrollar y fortalecer tu memoria mediante ejercicios.

De hecho, la memoria es capaz de entrenarse a altos niveles, solo tienes que trabajar en ello.

Maestra con niños trabajando la memoria eidética

Existen técnicas sencillas de memorización, que te permitirán almacenar mayores cantidades de información. Vamos a ver algunas de ellas:

  1. Técnicas de mnemotecnia: se trata de vincular una idea, concepto, número, lista… a una imagen mental. Un proceso creativo y sencillo que ayuda a retener conceptos más fácilmente.
  2. Visualiza una imagen durante un minuto (si tiene muchos detalles mejor) y dale la vuelta. Intentar recordar ahora todo lo que puedas y escríbelo en un papel. Por último, compara tu lista con la imagen.
  3. Disfruta con juegos mentales como las sopas de letras, los sudokus o los crucigramas, al mismo tiempo que entrenas tu memoria.
  4. Cuando vayas a hacer la compra deja a un lado el móvil o tu lista de la compra y trata de recordarla por ti mismo con las asociaciones inverosímiles.
  5. Fíjate en paisajes y objetos y trata de crear una imagen mental lo más detallada posible.
  6. Y, como ya deberías saber, aumenta tu tiempo de lectura. Leer es una de las mejores formas de trabajar y desarrollar la memoria. 

Como ves, hay muchas técnicas para mejorar tu memoria, yo te he dicho algunas de ellas, pero existen muchas más. Y con las adecuadas cualquier persona puede conseguir grandes resultados.

Eso sí, si quieres conseguirlos tienes que trabajar mucho. De hecho, los grandes memorizadores entrenan durante años.

Los beneficios de tener una buena memoria son infinitos: estudiar de forma más efectiva, recordar muchos más datos, procesar más rápido la información, leer más rápido y no perderte ningún detalle, aprender nuevos idiomas más fácilmente…

Y para conseguir todo esto tienes dos opciones, hacerlo por ti mismo (camino lento), o aprender las técnicas con especialistas en el campo del aprendizaje avanzado, el día 9 de marzo, empezamos una semana de entrenamiento en mnemotécnica, es totalmente gratuito para todos los que quieran aprender una técnica sorprendente de memorización muy fácil de aplicar en el día a día. Puedes inscribirte aquí desde ya mismo.

Si de verdad te interesa estimular tu memoria y aprender nuevas técnicas de memorización que te acerquen lo máximo posible a tener una memoria eidética, te recomiendo esta formación gratuita con 4 video lecciones que empieza el día 9 de marzo.

 

¿Qué te ha parecido este artículo? ¿Has entendido qué es la memoria eidética?

Espero que sí y que empieces desde hoy a poner en marcha una rutina para entrenar tu memoria.

Y si ya seguías alguna de estas técnicas u otra, ¡cuéntamela en los comentarios!

¡Un fuerte abrazo!

_________________________________

Preguntas frecuentes

¿Qué es la Memoria Eídética?

La memoria eidética es el tipo de memoria que poseen aquellas personas que tienen la capacidad de recordar todo lo que hayan visto, oído o leído, aunque haya sido durante un corto periodo de tiempo o solo una vez.

¿Cómo sé si tengo memoria Eidética?

  1. ¿Recuerdas con mucha facilidad las matrículas de los coches de tu calle?
  2. ¿Puedes leer 100 páginas de un libro y transcribirlas de memoria?
  3. ¿Has estado en alguna fiesta y puedes asociar todos los nombres de las personas que has conocido y sus peculiaridades?
  4. ¿Recuerdas con sumo detalle fechas históricas tan solo con repasarlas una vez?
  5. Estas y otras habilidades de la memoria, son tan poco comunes que se pone en duda que algunas personas las posean, pero si te sientes identificado, probablemente tengas memoria eidética.

¿Cómo se llama la memoria de Sheldon Cooper?

Memoria fotográfica o Memoria Eidética.



~ A los lectores también les ha interesado~ Cómo ser más productivo con la técnica Pomodoro
~ Y también se han interesado por aprender a estudiar mejor ~ 10 técnicas de estudio probadas

¿Qué te parece el artículo?
¡Muchas gracias por tu voto!